Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saray: "Creo que algo malo está pasando fuera"

Los regalos de Navidad en Guadalix de la Sierra no han estado acompañados de alegría para todos los concursantes. Saray y Pilarita no se han mostrado muy contentas con la sorpresa de su familia, un detalle que han calificado como "frío y distante".
Los concursantes de 'Gran Hermano 11' han recibido sus regalos de Papá Noel dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, unos regalos muy emotivos gracias a los que todos, o casi todos, han disfrutado y no han podido contener las lágrimas. Sus familiares han sido los encargados de sorprenderlos en estos días tan entrañables, unos momentos en los que estar lejos de los tuyos se lleva peor que nunca.
Todos ellos han disfrutado con sus regalos. Todos menos Saray y Pilarita, que no han quedado nada contentas con la sorpresa de su familia. Madre e hija se han sentido muy solas y distantes de los suyos, ya que creen que nadie ha mostrado verdadero cariño hacia ellas.
Un mensaje muy frío
Saray Pilar creen que su mensaje ha sido demasiado frío , e incluso sospechan que los organizadores del programa podrían haber sido los creadores de este regalo. "Creo que ni los vestidos nos los ha mandado nuestra familia, hasta pienso que ha sido el programa el que ha tenido la decencia de mandarnos un regalo", aseguraba Pilarita entre lágrimas después de ver la desesperada reacción de su hija.
"Nadie ha escrito esto, estoy segura de que lo han hecho aquí. Es como si se muriese todo el mundo, como si no hubiese vida fuera de aquí... ¿quién me va a recibir cuando salga de aquí?", se preguntaba Saray después de recibir sus regalos.
Sus compañeros, el mejor apoyo
Todos los habitantes de Guadalix de la Sierra han querido estar al lado de Saray en estos momentos tan difíciles. Ya han pasado diecisiete semanas desde el comienzo de 'Gran Hermano 11', y la concursante tiene los sentimientos a flor de piel. La joven ha recibido una tarjeta dedicada por totos ellos, un regalo que según la propia gallega "nunca podrá olvidar".