Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Silvia: "No me siento afín a las chicas y encima Ainhoa es una hipócrita"

A falta de poco más de 24 horas para que la casa de Guadalix de la Sierra cierre sus puertas, el ambiente entre las chicas del concurso está muy cargado. Silvia no enjaca con sus compañeras, y la última fiesta del programa ha agravado todavía más las diferencias entre ellas.
La última fiesta Silvia no encaja con las otras chicas con la que la organización de 'Gran Hermano: El Reencuentro' ha querido premiar a los concursantes has terminado muy mal. (Ainhoay y Raquel) de la casa, y su relación con ellas empeora con el paso de los días. La pareja de Jorge Berrocal se siente muy diferente a sus compañeras, y no encuentra un punto de apoyo dentro de Guadalix de la Siera.
El programa preparó una fiesta sorpresa para los seis finalistas del concurso, donde Grecia se convirtió en la temática central de la noche. Medallas, comída típica del país y túnicas... la casa de Guadalix de la Sierra quiso rendirle un homenaje al país creador de las Olimpiadas. Pero lo que debería haber sido una noche llena de diversión terminó con un , que ya han dejado claro que no se soportan ni lo más mínimo. nuevo enfrentamiento de Silvia y Ainhoa
Las túnicas fueron las culpables del nuevo enfrentamiento entre las chicas. Ainhoa y Raquel salieron disparadas en busca de  la suya, dejándole a Silvia la que ellas no querían . La concursante de la primera edición de 'Gran Hermano' no quedó conforme con la suya y esto le hizo sentirse discriminada por sus compañeras.
"Tengo dos compañeras que son dos suavonas, se cogen los vestidos y son unas egoístas, cosa que yo no he hecho nunca. Me ha molestado muchísimo que no me esperasen a la hora de compartir vestido y he estado incluso dudando si cenar o si disfrazarme. Pero como yo soy mucho más elegante he decidido disfrazarme aunque me quede enorme y no boicotear la fiesta", comentaba algo alterada la concursante en el confesionario.
Pero los sentimeintos son recíprocos entre las dos concursantes, y las palabras de Ainhoa hacia su compañera tampoco tuvieron desperdicio: "Me da mucha rabia que Silvia tenga que estar aquí esta semana porque no me gusta esta persona. No me fío de ella nada, porque dice que no ha venido aquí para tener problemas y no es coherente porque en cuanto le molesta algo bien que se cabrea y lo suelta. Que no me falte el respeto y yo no se lo faltaré a ella".