Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trivial Pursuit

El presupuesto semanal, los 350 euros que les corresponden cuando ganan la prueba, son suyos ya. Pero ¡cuidado! porque durante la semana los podrán ir perdiendo hasta quedarse sin nada. De ellos depende. Jugarán todos los días al Trivial Pursuit en la consola Wii de Nintendo, formando dos equipos y con el objetivo de convertirse en el mejor equipo de la semana. Además disputarán pruebas individuales en las que se jugarán conservar o perder su dinero, convertido en quesitos de colores. Un quesito = un euro. Por cada acierto en estas pruebas, conservarán un quesito, pero atención porque al final de la semana, el equipo ganador de las partidas de Trivial Pursuit conseguirá, además de una consola y un juego para cada uno, una parte de lo que no hayan conservado que podrán gastarse en lo que quieran.
Las mañanas
Cada mañana disputaréis una prueba diferente que les servirá para conservar los quesitos, sus 60 euros diarios (6 x 10). Los retos serán estos:
Viernes: 'Los roedores de queso'
Sábado: 'La quesito gogo'
Domingo: 'El queso en la otra casa'
Lunes: 'Un quesito en un pajar'
Martes: 'El quesito mecánico'
Miércoles: 'El quesito en el barro'
Misiones
El viernes tendrán un minuto por pareja para conseguir que unas amables ratitas muerdan el queso que llevarán sujeto a la punta de un palito que sujetarán con la boca. Si la rata muerde el queso consiguen el premio. Cada pareja, formada por un miembro de cada grupo, tendrá tres intentos de un minut. Después, cada uno meterá en su cubilete personal tantos quesitos como haya ganado.
El sábado el reto será aguantar de pié sobre una tarima de gogo: cada grupo en una tarima. Las personas que consigan mantenerse sobre la tarima las cuatro horas ganarán sus seis euros y los meterán en sus cubiletes. Los que aguanten media hora conseguirán un quesito; una hora, dos quesitos; dos horas y media, tres quesitos; tres horas, cuatro quesitos; tres horas y media, cinco quesitos; y si están las cuatro horas pues los seis quesos.El domingo buscarán 60 quesitos en la otra casa. Allí acudirán durante tres horas, de dos en dos, uno de cada equipo, y haciendo relevos cuando quieran, para encontrar los quesitos.
El lunes tendrán que buscar el quesito en el pajar. Podrán buscar un máximo de dos personas al mismo tiempo, una de cada equipo, relevando como quieran durante las tres horas.
El martes jugarán en un toro mecánico. Cada uno jugará tres veces. Si consigue aguantar un minuto sobre el toro podrá pasar dos euros a su cubilete. Si aguanta de 30 a 60 segundos conseguirá un euro. Si cae antes de los 30 primeros segundos, no conseguirá nada.
El miércoles buscarán los quesitos entre el barro durante dos horas. Jugarán una persona de cada equipo cada vez porque atención, hoy hay un extra: el equipo que hoy consiga más quesitos sumará dos victorias más en las partidas del Trivial de la tarde.
El Trivial Pursuit
Los dos equipos competirán, con las camisetas puestas, para conseguir el mayor número de victorias en el videojuego, porque al final de la semana, el equipo con más victorias podrá gastarse un tercio de lo que quede de “presupuesto” en lo que quiera. El viernes jugarán una única partida, pero del sábado al martes jugarán tres partidas cada tarde.
Además, el equipo ganador recibirá al final de la semana una consola Wii cada uno y un videojuego y, diariamente, enviará un representante al confesionario para escoger una cuña entre cualquiera de los maravillosos quesos españoles que pondrán a su disposición.
Al final de la semana
El miércoles por la tarde se convertirán los quesitos acumulados durante la semana en dinero para hacer la compra. El dinero conseguido les servirá para hacer una única compra, como quieran. Esperemos que tengan mucha suerte y que puedan conservar la mayor parte de presupuesto posible.