Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La casa de 'Gran Hermano' abre sus puertas

La casa de 'Gran Hermano' ha abierto sus puertas en una noche llena de sorpresas, donde nada, absolutamente nada, es lo que parecía. Muchas han sido las sorpresas en esta primera gala, pero muchas más serán a lo largo de estos 3 meses de convivencia.
Demasiadas emociones fuertes para la primera noche dentro de la casa de Guadalix, esta ha sido la tónica principal de la primera gala. En una casa donde nada es lo que parece, en la que incluso su tamaño disminuye al antojo de la organización, los 16 concursantes que se han mudado de hogar se han quedado sin palabras en múltiples ocasiones.
Hermanas desconocidas, gemelas que tienen que hacerse pasar por un mismo concursante, personas que ya se conocían... el casting que este año ha realizado la organización del concurso ha sido más sorprendente que nunca.
Compañeros de orquesta y de trabajo se han reencontrado en la casa de 'Gran Hermano 9', personas que se conocían pero que nunca han llegado a convivir tendrán que aprender a sobrevir en una pequeña casa.
Pero la mayor sorpresa se la ha llevado Pamela. La gemela de Los Palacios ha encontrado al chico por el que perdió la cabeza. La sevillana vio a Oliver en un casting de la televisión hace tiempo, y sin pensárselo ni un momento hizo la maleta y se marchó a buscarle hasta Canarias. Una vez allí no logró encontrarle, pero hoy ha tenido la oportunidad de conocerle.
La casa de Guadalix escondía otras sorpresas, y es que este año se ha convertido en una 'casa menguante', que alterará su tamaño por momentos. Esta noche han desaparecido los dos dormitorios, por lo que todos los concursantes tendrán que pasar esta primera velada en el salón.
Pero los grandes hermanos se han encontrado con otra incómoda sorpresa; casi todas sus maletas han desaparecido. El equipaje de los concursantes era muy pesado, por lo que la organización de 'Gran Hermano 9' ha decidido quedarse únicamente con dos de los bultos, los que menos peso contenían. De esta manera, los concursantes tendrán que aprender a compartir todo desde el primer momento del programa. Un reto hecho para valientes.