Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los concursantes, más que aburridos de Pilar

La paciencia de los concursantes de Gran Hermano con Pilar ha llegado al límite. Ya no la aguantan. No le pasan una sin bromear o reírse de sus entendederas. El último caso reseñable ha sido cosa de Siscu. Pilar le contaba anécdotas sobre su hija y él contestó un maleducado: "“Señora, ahora entiendo a Saray cuando no la escucha".
El caso es que se le unió Arturo a las críticas voraces contra la madre de Saray y explicó qué clase de regalo le haría: "una medalla de 50 kilos para colgársela y tirarla al río".
La única defensa posible de Pilar ante estos desplantes es huir argumentando dolor de cabeza. Tal y como indica Siscu: : "Señora, váyase ya a la cama". Lo que produce la mofa de Arturo: "Le duele la cabeza porque se agita por la noche y se infla a bárbitúricos. Señora, usted no se levanta con dolor de cabeza, se levanta con resaca".
Una resaca que no será de tabaco, porque Siscu ha presumido en más de una canción de robarle el tabaco a Pilar. Cuando no, como ha sucedido, golpearla de broma con un cojín en la cabeza.
La hija también huye
Al margen de esto, hay que subrayar que también Saray evita a su madre de vez en cuando. Sobre todo cuando ésta se empeña en cenar con ella a toda costa y Saray se queja de que tiene una "obsesión" con compartir mantel con ella a esa hora.
 
Un buen instante, cuando la madre queda indefensa sin su hija, para vacilarla más. Siscu bromeó con que se había comido sus patatas. Pilar contestó enfadada: "¡ mamarla!. Luego dijo que no estaba enfadada. Pero entonces un tercero en discordia, Gerardo, ya había elucubrado su teoría: "a mamarla, y dice que no se enfada...".
Ni leer
Otro motivo de mofa, la ausencia de gafas. Esta semana Arturo se ha metido con Pilar porque no es capaz de leer la fecha de caducidad de los yogures: "Yo no tengo las gafas, pero seguro que ahí dice ‘consumir preferentemente antes del 22'".
"Ya señora, pone preferiblemente, pero estamos a 24", contestó Arturo. Y la madre de Saray, ofendida, contraatacó: "¿Y tus huevos como están?". Carta blanca para Arturo, que señaló: "Estupendamente. Rebosantes, parecen la Central Lechera Asturiana. tengo leche para dar y regalar".
Canta sola y melancólica
Tras estos desencuentros, según indica Tomás Blanco en el Blog 24 horas de Gran Hermano, Pilar se puso a cantar una canción gallega "triste y melancólica". Sólo Gerardo le sigue cantando, él a Julio Iglesias, mientras los demás miran con mala cara, con razón dice Pilar: "Es Navidad y parece que estamos en Alcalá Meco"