Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El excesivo afán de Siscu por separar 'casualmente' a Tatiana y Toscano

La repetición de un mismo acto crea norma en el comportamiento de una persona. Siscu, cada vez que tiene ocasión, interrumpe a Tatiana y Toscano mientras intiman. Él se disculpa, pero vuelve a hacerlo. Lo grave es que Siscu antes le había dicho a Melanie que no le gustaba Tatiana, que la que le gusta es ella.
Melanie inició una conversación con Siscu sobre sus preferencias por Tatiana. La canaria había notado, al igual que el resto de concursantes, que le gustaba mucho la 'Ambición Rubia' de Roquetas de Mar. "Todos nos damos cuenta", le dijo.
Sin embargo, Siscu lo negó. Y no solo eso: aprovechó para un lanzamiento de tejos a gran escala con Melanie, que no se dejó seducir pero tampoco rechazó al barcelonés. Hablando tranquilamente sobre el tema con Nagore, reconoció que le gustaba, que le encantaba coquetear con él, pero que no iba a pasar a más aunque no sabía cuánto iba a poder aguantar.
¿Un truco?
Con lo visto recientemente en la casa de Guadalix, lo que ocurre es que da la impresión de que lo de Siscu era sólo un truco. Una mera treta para ligarse a Melanie. Sólo así se puede interpretar el gesto que ha tenido con Tatiana y Toscano.
Esta pareja, la del baloncestista y la rusa, parece que marcha. Cocinada a fuego lento, como las grandes pasiones, avanza paso a paso.  No obstante, en más de una ocasión se ha encontrado con las oportunas apariciones de Siscu, que ha interrumpido los 'acaramelamientos'.
Hasta Toscano se quejó a Nagore de que el catalán tiene que aclararse, que no puede cortarles siempre y luego decir que pasa: "No sé si le gustará o algo, o yo qué sé, pero coge, encima de que se la lleva, la abraza y le da un beso..."
"A la próxima, se lo digo en serio"
"Lo siento Tosqui, me la voy a llevar de aquí que tiene a dos pasos la cama". Esa fue su frase para interrumpirlas. Pero vino seguida de media docena de disculpas. Hasta cuando Toscano se confesaba con Nagore volvió a insistir en sus perdones.
Dice el refrán que el que se excusa, se acusa. Por lo pronto, Toscano ya ha advertido de que hablará muy en serio con Siscu como vuelva a interponerse entre él y Tatiana.