Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cara a cara de Paula y Lucía

Lucía y Paula, la exnovia y la novia de Omar, han pasado en las primeras horas de su convivencia de un "¡Qué guay!", al saber que eran pareja, a un "Si no te gusta te piras por esa puerta". A Paula le ha costado asimilar que su nueva compañía en la casa era la novia del chico que se ha enamorado hasta hace dos semanas, pero cuando lo ha hecho ha empezado a sacar el carácter para defender lo que es suyo.

Compañeras y novias del mismo hombre
Paula se ha llevado una gran alegría al encontrarse con Lucía en el salón de la casa y saber que era la nueva concursante y su nueva compañera en 'Gran Hermano 15', "¡Qué guay!" ha asegurado. Paula estaba encantada de tener una nueva compañera en la casa y no ha dudado en enseñarle a Lucía la casa, enseñarle la cama que comparte con Omar y hablarle de su relación con él y algunos otros compañeros. Sin embargo, la sonrisa de Paula ha desaparecido de golpe cuando Lucía la ha sentado en el sofá y le ha contado que ella era la exnovia de su novio en la casa. A Paula le ha costado unos segundos asimilar la noticia porque no podía creer que la exnovia de su actual novio fuera a ser su pareja.
Lucía ha intentado tranquilizar a Paula y decirle que venía en son de paz, y sobre todo dejarle claro que no tenía ningún problema con ella porque era una persona libre y no tenía la culpa de nada. Sin embargo, la cara de Paula ha ido cambiando por momentos, estaba flipando y no podía parar de pensar en cuál iba a ser la reacción de Omar cuándo la viera. Paula estaba tratando de asimilar lo que estaba pasando y ha pasado de la felicidad al miedo a lo que podía pasar y a cuál iba a ser la reacción del chico que le ha robado el corazón en la casa. El tono de la granhermana iba en aumento y Lucía le ha intentado explicar por activa y por pasiva que ella no quería discutir con nadie y que no quería problemas. Su sueño siempre ha sido entrar en la casa de Guadalix y quiere que su relación con Paula sea cordial.
Arranca la tensión...
La tensión ha aumentado de forma considerable y Lucía ha vuelto a dejar claro que ella no venía con la intención de discutir, pero Paula y Omar no se creían las buenas intenciones de la nueva concursante. "Si no quieres que te diga estas cosas, no vengas aquí", le espetó Paula a la ex de Omar. "Lo hecho, hecho está y te guste o no, estoy aquí. Vamos a intentar llevarlo lo mejor posible. Vengo de buen rollo pero si me buscas, me vas a encontrar", le argumentó Lucía. Omar no se creía a la había sido su novia hasta su entrada en 'GH'. "No me lo creo. No me creo que vengas aquí de buen rollo", le ha contestado Omar.
¡Estalla la bronca!
En un momento casi a solas, Lucía y Omar han aprovechado que Paula no estaba para zanjar algunos temas del pasado. "Me parece muy fuerte que vengas como una cotorra, diciendo que te agobiabas y de repente apareces aquí", le ha dicho Omar, y ha añadido: "Eres la única a la que he querido en mi vida y esto ha pasado por tu orgullo". Lucía, que intentaba hablar calmadamente con su exnovio, ha reconocido su error: "Sé que la culpa de ese día la tengo yo y que tengo que acarrear con las consecuencias".