Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fran ataca a Paula: "Ahora tengo más claro que nunca que está haciendo un papelazo"

Paula no está pasando por su mejor momento dentro de la casa. Tras ser abandonada por Omar, ahora algunos de sus compañeros la acusan de estar interpretando un papel. Fran ha sido el último en sincerarse con ella, provocando su ira y la alegría de Omar y Lucía.

Tras una tarde movidita en la casa de Guadalix de la Sierra, la noche no ha sido mucho más tranquila. Con la casa dividida entre los que están a favor y los que están en contra de Paula, Alfredo ha acusado a su compañera de no estar siendo sincera. Insiste en que no se cree su comportamiento de niña pequeña: "No me encaja".
Según nos ha contado José Comas en el blog 'Minuto a minuto: 24 horas', Fran no ha tardado en ponerse del lado de Alfredo. A él tampoco le pega ese comportamiento infantil de una persona "que ha vivido en Hawai; novio en Estados Unidos...". "Con 20 años no me da la gana de ser madura", se justifica Paula  inmediatamente.
Paula defiende que ella no está haciendo un papel y que simplemente se está controlando: "Como me enfade de verdad os cagáis las bragas", aclara. "Prefiero eso que la happy flower. Yo contigo estoy en stand by. Te quiero y si tengo que nominarles otra vez, lo voy hacer...pero  prefiero la autenticidad a la falsedad", interviene el apoderado.
A Fran no le ha gustado la actitud de Paula en su enfrentamiento con Lucía y le acusa de haberla provocado con una sonrisa en la boca en vez de enfrentarse a ella: "Cuando te he visto reírte sin ganas... Al enemigo hay que respetarlo".
Ante la insisistencia de Fran para que sea sincera, Paula termina rompiendo a llorar y abandona la habitación. "Lo que no se puede, es venir aquí con un papelazo. Ahora lo tengo más claro que nunca. Uno tiene que ser quien es", argumenta el apoderado.