Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodri, tercer finalista de 'Gran Hermano 17', feliz con la victoria de su amor

Rodri ha sido el tercer finalista de 'Gran Hermano 17' y su paso por el concurso ha estado marcada por su relación con Bea, la flamante ganadora. El culto y conciliador concursante ha hablado con Jorge Javier sobre el paso por la casa de Guadalix, que le ha cambiado la vida, y sobre su la relación con sus padres, que le han acompañado en la gala final del concurso.

Su llegada al plató
Con el pañuelo de Álvaro en la mano y más nervioso que nunca, Rodrigo se ha sentado junto a Jorge Javier Vázquez y le ha confesado al presentador que antes de entrar, estaba convencido de que iba a llegar muy lejos pero que, nada más llegar a Guadalix, se hizo pequeñito. Además, ha podido ver desde plató cómo su naranjita se alzaba con la victoria en el concurso.

"Ojos que no ven, corazón que no siente"
Tras el recibimiento de Jorge Javier, Rodri se ha encontrado con la madre y la yaya Carmen de Bea, ambas muy felices con la relación que han iniciado en la casa y las dos les han dado sus bendiciones para que ahora que no hay cámaras delante, hagan... lo que quieran hacer. Rodri ha reconocido que en la calle no habría intercambiado “ni una” palabra con Bea y ‘Gran Hermano’ le ha demostrado lo que sus prejuicios le habrían hecho perderse. Han sido 105 días inolvidables, pero hay algo que Bea y Rodri tienen pendiente y que no han hecho por respeto a sus familias. Sin embargo, las cámaras de Guadalix de la Sierra ya se han apagado y tanto la madre de Bea como la yaya Carmen le han dado permiso a Rodri… “Ojos que no ven, corazón que no siente”.
Su sufrimiento tras la separación de sus padres
Rodri se ha caracterizado por su forma de hablar sosegada en ‘GH 17’ y más de uno ha criticado que se moje. Tras ver las críticas, el concursante reconoce que quizá es algo que deba cambiar y dejar de pasar desapercibido. Quizá su carácter cambió a raíz de la separación de sus padres, algo que Rodri quiere zanjar para “empezar de cero”. Cree que tienen “varias” conversaciones pendientes y, por ello, le ha dicho a su madre: “Mañana cenamos los tres ¿no?”, pregunta para la que no ha habido respuesta. Rodri quiere modificar la relación con sus padres, menos fría con él y con menos discusiones con ella: “tú discutes más conmigo que yo contigo”, le ha dicho su madre.
Rodri 'aluciflipa' viendo a su madre en la tele
Rosa, la madre de Rodri, se ha convertido en la gran Rosa. Ha sido la mayor defensora de su hijo y también de su chica: “La única pareja que va a salir va a ser la de Beatriz y Rodrigo”, decía cuando muchos no apostaban por ellos. Pero no solo eso, se ha atrevido con todos los retos, hasta a hacer ‘la croqueta’ con Torito y su consuegra. Mientras, Rodri no daba crédito a lo que veía.