Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodri y su padre, un tierno y elegante encuentro

Rodrigo ya podía creerse cualquier cosa que pasara y ver a su padre en el salón de Guadalix ya no le ha causado ninguna impresión. Con muchísima ternura y derrochando elegancia, el concursante se ha abrazado a su padre y ambos se han fundido en un precioso abrazo. José Antonio le ha explicado a su hijo que estaba muy orgulloso de él y que le hubiera gustado poder tener más contacto con él durante estos tres meses, pero que la organización es la organización. Padre e hijo se han dirigido al salón donde les esperaba el magnífico coche rojo en el que Rodrigo llegó a Guadalix en compañía de Alain.