Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer bolo de Aritz

Dicen que la boca es muy castigada y sólo ha bastado un mes fuera de la casa para que las palabras de Aritz se hayan vuelto en su contra. Y es que este concursante que aseguraba estar poco interesado en el show y en los bolos, este mismo sábado se estrenaba en una sala de Madridejos (Toledo) por todo lo alto.

Bajada de pantalones hasta las rodillas mostrando sus posaderas al público. Movimientos de twerking sacudiendo los calzoncillos al ritmo del reggaetón. Y, para terminar, agarrarse a una barra, poner el culo en pompa y recibir unos sonoros azotitos en el pompis de la mano de una las amiguitas de Kiko Rivera que pisó el Deluxe.