Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julius, el ogro de la cocina

A Julius no le resulta agradable tener que poner normas en la cocina, pero cree que si no lo hace le va a resultar imposible cocinar con el presupuesto semanal con el que cuenta. Él lo está haciendo con su mejor intención, pero en la casa no están entendiendo sus formas. Liz tiene la sensación de que Julius no es nadie para decirle que se puede o no comer, y le molesta muchísimo que encima el cocinero le hable con aires de superioridad. Los amigos de Julius le han advertido que se está poniendo un poco intransigente, pero él es como es y no piensa cambiar.