Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko Matamoros no se resiste y cae rendido a las túnicas de Rappel

Kiko Matamoros aprovechó que su hija le preguntó por lo fantástica que es la casa de Rappel, para pedirle al vidente una túnica y sacarle un poquito de información. Rappel no dudó en ofrecerle a Kiko una de sus túnicas y contarle algunas anécdotas muy divertidas sobre su vida. El vidente le contó un robo que sufrió cerca de la calle Serrano en el que terminó con un tanga rojo como única vestimenta en mitad de la calle.