Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lágrimas amargas y justificaciones ante la ausencia de Julián Contreras

Mientras Carlos intentaba buscar una excusa externa al repentino abandono de Julián y se enfadaba muchísimo al ver que sus compañeros le estaban convirtiendo en un mártir, Sema, Raquel, Laura y hasta Rappel lloraban a lágrima tendida la marcha de su gran apoyo en la casa. Unas imágenes que han llenado de tristeza a Julián, a quién no le gusta ver sufrir a las personas a las que les ha cogido tanto cariño. Sin embargo, ha querido volver a dejar claro que Carlos no era el responsable de su marcha de Guadalix.