Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rappel: "Carlos quiere ser el nuevo Kiko Matamoros"

Tras la tempestad, no llegó la calma a la casa de Guadalix. Carlos estaba indignado porque le había acusado de vender su vida cuando él no ha vendido nada más que el bautizo de su hija, al mismo tiempo que Julián estaba muy afectado y con la idea de marcharse de la casa lo antes posibles. El joven está cansado de ser una víctima y tener que soportar comportamientos a su juicio "misóginos" hacía sus compañeras y tener que estar callado. La situación estaba muy tensa y el resto de concursantes aunque no quería echar más leña al fuego, no han podido evitar posicionarse en uno de los bandos y hacer algún que otro comentario que ha vuelto a alterar los ánimos.