Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen López se escuda en una nueva trama de corrupción política y se niega a hacer el PuVIPgráfo de 'GH VIP'

La electa Carmen López ha seguido echando balones fuera sobre los motivos de su salida de ‘GH VIP’ y ha enfadado a Jordi González hasta el punto de que ha dudado si echarla del plató. Ella mantiene que tiene información sobre Fran Nicolás y según ha desvelado Isabel Rábago, Carmen le contó que es testigo de una trama de corrupción política. Para rematar el enfado general en el plató, la exconcejala se ha negado a hacer el PuVIPgráfo.

Carmen López prometió que nos iba a contar los motivos por los que había abandonado la casa de Guadalix y ha explicado que hasta minutos antes de entrar en el plató había estado hablando con policías de Sevilla y que iba a intentar contar solo lo que podía sobre la demanda. La exconcejala ha dejado entrever que el asunto estaba relacionado con algo que le sucedió antes de entrar a la casa, pero que no podía dar más información porque era perjudicial para el proceso. Jordi ha intentado aclararle a Carmen que no nos estaba contando los motivos de su decisión de abandonar la casa, pero ella ha vuelto a irse por las ramas y le ha explicado que se equivocó al pedir "un papel y un lápiz" porque Laura pidió "un papel y un boli" y sí se lo han dado.
Al ver el vídeo en el que confesaba que tenía información confidencial sobre Fran, Carmen ha asegurado que no era información confidencial, pero sí que le habían pedido que contara algo a Fran dentro de la casa, pero que ella había decidido no hacerlo. Jordi González y Belén Esteban se han quedado a cuadros y le han dicho claramente que no creían ni una palabra de lo que estaba contando. Isabel Rábago tampoco daba crédito a lo que Carmen estaba contando y ha tomado la palabra para explicar que durante la publicidad la exconcejala le había confesado sin mayores problemas que "era testigo en un caso de corrupción política". Rápidamente, Carmen ha pedido al programa que respetara su silencio.
Tan solo unos minutos después de que se sugiriera que podía estar involucrada en una trama de corrupción política, la exconcejala se ha puesto muy seria y le ha comunicado a Jordi que no estaba dispuesta a someter al Puvipgrafo y que la audiencia pusiera en tela de juicio su opinión. Una contestación que ha dejado a Jordi fuera de juego y que le ha hecho plantearse la posibilidad de expulsarla del plató.
Carmen ha pedido perdón a Jordi por no haberse sometido al puvipgrafo, pero Luis Rollán ha pedido la palabra porque ya no aguantaba más. El periodista tiene la sensación de que Carmen López es "una sin vergüenza" porque el pasado domingo aseguró que iba a traer unos documentos que justificaban su abandono de la casa y explicar sus motivos, y no había dicho nada de nada. Carmen le ha escuchado atentamente y se ha limitado a decirle que si su postura había podido ofender a alguien, pedía disculpas.