Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ylenia se pone sensible hablando a Suso: "Tiene 22 años, tiene mucho que gozar"

Los invitados del Balneario VIP han animado la casa durante su estancia. El paso de Ylenia ha sido un torbellino para los concursantes: de sus conversaciones explicando la semanita que le han dado al relacionarla con Fran Nicolás, a las lágrimas recordando a Suso o su gran enfrentamiento con Rafa Martín. Por su parte, Belén Esteban ha estado a punto de acabar con los nervios de Rappel por un gesto mal interpretado.

Ylenia entró en el Gran Balneario Vip tras haber tenido una semana muy movidita en televisión y no dudó en contarle a sus compañeros lo que había sucedido entre ella y Fran Nicolás. La cantante se lo contó con mucha gracia, pero cuando le preguntaron por su relación con Suso, la cosa cambio. Ylenia intentó hacerse la dura y les dijo que Suso era un niño y que le quedaba mucho por vivir, pero terminó reconociendo que le daba mucha rabia que no estuvieran juntos y rompió a llorar en el baño.
Con Ylenia en el plató, Jordi ha comentado que el pasado domingo, día de San Valentín, Ylenia recibió un precioso ramo de rosas y le podía confirmar que Suso estaba enamorada de ella. Una información que ha conseguido que Ylenia empezara a reír de una forma un tanto forzada y que dejara claro que no se creía lo que le acababan de decir.
Otro de los momentazos que Ylenia ha protagonizado en Guadalix, lo ha hecho con Rafa Martín. Tras varias conversaciones con Rafa sobre su interés en el presentador Jorge Javier Vázquez, Belén e Ylenia han tenido la sensación de que al entrenador le gustaba mucho la fama y han decidido ir con cuidado. Sin embargo, un comentario sobre la fiesta de Rafa hizo que Ylenia se pusiera nerviosa y estallara contra él. La cantante no entiende por qué tenía tanto interés en hablar de ella y de sus gustos, y con un tono muy elevado le pidió que no volviera a hablar de ella y le dedicó algún que otro calificativo despectivo. La discusión fue a tanto que Rafa terminó llorando en el salón como un niño pequeño y hasta a Sema le entraron ganas de olvidarse de todo lo que había pasado e ir a darle un abrazo.
Belén Esteban también ha dado mucho que hablar en Guadalix
Al dejar claro en el confesionario que había cambiado de opinión sobre Rosa Benito, Belén  ha entrado en el plató de ‘GH VIP’ y ha tenido que dar explicaciones. Belén ha intentado explicar que los primeros habitantes del balneario habían hecho mucho daño dentro de la casa, pero cuando ha comenzado a dar ejemplos concretos se ha encontrado con las réplicas de Víctor Sandoval. “Habéis tirado mucha mierda y nosotros hemos tenido que ir limpiando”, le ha reprochado Belén a Víctor, antes de aclarar que ella sabía que Rosa y Raquel habían ido a la casa con la intención de dejar pasar el tiempo y no salir nominadas, pero que dentro de la casa había comprobado que ellas eran de las que más participaban en las tareas de la casa.
Belén se ha convertido en la asesora de Laura Matamoros en la casa de Guadalix y en el plató ha querido comentar la sensación que había tenido al hablar con ella. A Belén le hubiera gustado que Laura le hubiera dicho que estaba feliz de volver a ver a su padre y no que le dijo que le había descolocado por completo. Belén ha asegurado que Kiko Matamoros le ha pedido a su hija que pida perdón a Javi y a Makoke cuando salga del concurso porque no se había comportado bien. La copresentadora no sabía si se estaba explicando bien y ha querido contar algo que había pasado esa misma tarde para que se entendiera lo sensible que es Laura Matamoros. Laura había entrado llorando al baño porque alguien se había acercado a la casa de Guadalix haciéndose pasar por su hermana Lucía y le había dicho que su padre no le quería. Una información que ha dejado a Diego Matamoros muy sorprendido porque su hermana Lucía vive en Sevilla y no podía ser cierta esa información.
Rappel le preguntó a Belén Esteban por su familia y por la imagen que se estaba viendo de él fuera y la copresentadora de 'Sálvame' le dijo que estaba todo bien, pero hizo una mueca con su cara que puso al vidente muy nervioso. Rappel sintió que Belén le estaba ocultando algo y se puso nervioso, muy nervioso. El vidente tenía la sensación de que algo malo le estaba pasando a su familia o que se podía haber muerto su perro y entró en el confesionario para pedirle al Súper que alguien le llamara para quedarse tranquilo. Belén entró en el confesionario y se sintió muy mal porque a Rappel le estaba dando una subida de tensión de los nervios que tenía e intentó tranquilizarle porque su familia estaba bien y nadie había hablado mal de él. Ya en plató, Belén se sentía muy mal y ha querido pedirle perdón a la hija de Rappel públicamente porque su intención no era asustar a su padre.