Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un entierro, una boda y un cumpleaños

Hay nuevos compañeros en el servicio de urgencias: (Juana Acosta), (Fran Perea)  y (David Andrade). Tres residentes que comienzan su carrera. Como siempre que hay nuevas incorporaciones hay revuelo entre los más bromistas de los veteranos, ¿habrá novatadas este año? Cada uno de ellos tendrá una personalidad propia, quizá incompatible con el médico que les toque como adjunto. Sofía Enrique Waldo
 
Entre las tramas médicas destacan tres. La primera es una boda que se va a convertir en el día más recordado de la vida por los contrayentes, pero no por el motivo que cualquiera espera un gran día sino porque un borracho irrumpe con su coche en la acera y se lleva por delante a los protagonistas, los novios y sus padrinos.
 
Al hospital llega también una madre con dolor de abdomen, una apendicitis de libro, lo que pasa es que lo hace acompañada por su bebé de seis meses al que alguien tendrá que cuidar mientras ella está bajo los efectos de la anestesia. Por último, una mujer celebra su setenta y cinco cumpleaños y sus amigas le regalan la actuación de un boy; un resbalón tonto les llevará al hospital. Dicen que del roce nace el cariño. ¿Es posible que eso pase entre una mujer de la edad de ella y un chico que se dedica a hacer stripteases en despedidas de soltera?
 
Maca y Vero resolverán, o al menos intentarán resolver, su situación; Aimé anunciará su inminente marcha; Javier y Mónica han tenido que suspender su luna de miel una vez más...
 
Comienza un nuevo día en Hospital Central.