Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo importante y lo relativo

La perplejidad de los médicos al desvelarse la verdadera identidad de Gimeno, el nuevo compañero de Urgencias, el chantaje al que se ve sometida Sofía por parte de una paciente adicta a los tranquilizantes y los accidentes que sufren unas chicas que celebraban una despedida de solteras y otra pareja tras caerse de un andamio, formarán parte de las principales tramas del capítulo.
 
Por otro lado será noche de luna llena y la continua entrada de mujeres de parto marcará el ritmo de un turno en la que los médicos no encontrarán un minuto de descanso, ya que, además, tendrán que atender a dos asistentes a una despedida de soltera  convertida en tragedia tras un accidente. El Samur asegurará que en el lugar del siniestro no había nadie más, pero todos buscarán a una tercera víctima. Además, dos chicos serán atendidos tras caer de un andamio en el que se encontraban a altas horas de la madrugada.
 
En el terreno personal, Maca seguirá refugiando sus miedos en el trabajo y se volcará con Marta, la mujer de la fetoscopia. Por lo que respecta a Sofía tendrá problemas ya que Gloria, la mujer a la que dio unos tranquilizantes, volverá para pedirle más, con lo que se encontrará en la disyuntiva de negarse a dárselos o acceder a los chantajes de la adicta. Vero también tendrá que tomar una decisión importante en su vida: quedarse en el hospital o irse a la clínica privada. Trini, por su parte, pedirá a Mónica que se haga cargo de su hijo.
 
 
 
Por último, Waldo y Alicia se pasarán la jornada evitándose. Por la noche el ecuatoriano recogerá sus maletas y abandonará el piso de la enfermera, aunque en el momento de la despedida se desbordarán todos los sentimientos de la pareja.