Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada verdad puede ser otra

En el primer capítulo de esta nueva temporada los personajes tendrán que hacer frente a una realidad muy diferente. La recuperación de Javier tras su operación, el peligroso refugio de Maca en el trabajo y la duda de la plaza de Vero, puntos de partida de la nueva temporada. Además, Sofía se estrenará como residente de Héctor, mientras que Fernando será el nuevo adjunto de Waldo. El ecuatoriano ya tiene los billetes de avión de su novia, que llegará en tres semanas.
 
Vero seguirá pendiente de su plaza en el hospital, aunque esta incertidumbre no ensombrecerá su actitud debido a sus múltiples planes. Esther no parará de recibir y mandar mensajes por móvil. Con este panorama, Maca pensará que es la única de las tres mujeres incapaz de rehacer su vida y se refugiará peligrosamente en el trabajo. Por otro lado, Raúl se mostrará ilusionado con el acercamiento de Sofía y su sobrino Lito. Sin embargo, la relación entre el niño y la doctora no será la imaginada por el miembro del Samur.
 
Entre las tramas médicas, destacará la llegada de un bebé con fiebre que hará saltar todas las alarmas, ya que el niño no es de hijo de quienes aseguran ser sus padres. Entre tanta tensión, una pareja accidentada de ornitólogos hará que los médicos se replanteen las fronteras del amor. Además, una mujer embarazada ingresará en estado grave, rogando que salven a su bebé. Los médicos harán todo lo posible por salvar la vida de los dos, aunque se encuentran con múltiples dificultades.