Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AIE recorta su previsión de consumo mundial de petróleo por el enfriamiento de la recuperación

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado a la baja en 250.000 barriles de petróleo diarios su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2014, que se sitúa así en 92,4 millones de barriles al día, como consecuencia del empeoramiento de las expectativas de crecimiento económico mundial, según señala la organización con sede en París en la última edición de su boletín mensual.
De este modo, el incremento del consumo mundial de petróleo previsto por la AIE para 2014 será inferior a los 700.000 barriles diarios con respecto a 2013, lo que representa el menor aumento anual de la demanda mundial de crudo desde 2009.
Asimismo, la institución dependiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha recortado en 90.000 barriles diarios su estimación de consumo de petróleo para 2015, hasta 93,5 millones de barriles diarios.
En cuanto a la oferta de petróleo, la AIE señala que la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se situó en septiembre en máximos de 13 meses, gracias a la recuperación de Libia y la mayor aportación de Irak.
De este modo, la producción aumentó respecto al mes de agosto en 415.000 barriles diarios, hasta 30,66 millones de barriles al día.
Sumada la aportación de los productores ajenos al cártel petrolero, la oferta de crudo global se incrementó en septiembre en casi 910.000 barriles diarios, hasta 93,8 millones de barriles diarios, lo que supone un alza de 2,8 millones de barriles al día respecto al año pasado.
Por otro lado, la AIE informó de que los inventarios comerciales de los países de la OCDE aumentaron en septiembre en 37,7 millones de unidades, hasta 2.698 millones de barriles.