Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

APPA pide "seguridad jurídica" en el sector fotovoltaico frente a la "incertidumbre" que existe ahora

El presidente de APPA Fotovoltaica, Xabier Albistur, ha reclamado "seguridad jurídica y económica" para el sector fotovoltaico, frente a la "incertidumbre" que existe actualmente tras la reforma energética.
En la inauguración de la jornada 'Una nueva etapa para la fotovoltaica' organizada por el Club Español de la Energía (Enerclub) y APPA, Albistur señaló que el sector no pide "volver atrás", sino una reforma que impulse la renovación del sistema "con orden, claridad y reconocimiento de las energías eficientes".
Así, pidió al Gobierno que se conforme tras las pasadas elecciones del 26-J que plantee "una salida de avance" y que mejore la actual regulación para solucionar el problema de incertidumbre y seguridad económica que existe.
Además, consideró necesario "un consenso político general" para afrontar los problemas del sector de las renovables, por lo que se mostró a favor de un pacto de Estado energético que incluya un acuerdo entre todas las partes.
Albistur subrayó que la regulación "limitadora" ha puesto las cosas difíciles para una industria "incipiente", cuando "el futuro es la fotovoltaica, "aunque a muchos les dé todavía miedo hablar de ello", dijo. Por ello, consideró que incluso en los partidos progresistas se ha encontrado "confusión" ante el desarrollo de las energías renovables, lo que ha derivado en una regulación "restrictiva, limitadora y desincentivadora".
"Necesitamos políticos independientes y estudiosos, conocedores sería lo ideal", añadió al respecto el presidente de APPA Fotovoltaica, quien subrayó también que el sector está "condicionado por la judicialización", ante lo que demandó "jueces que actúen con independencia de criterio respecto a la Administración".