Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ARCOmadrid une arte contemporáneo y relatos historicistas en cinco museos

ARCOmadrid celebra este año su 35 aniversario entre el próximo 24 de febrero y el domingo 28, y en su programa destaca 'Año 35. Madrid', con cinco artistas que instalan sendas creaciones en otros tantos museos de la capital.
En concreto, se trata de cinco sedes pertenecientes al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: el Museo Arqueológico Nacional (MAN), el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo Cerralbo, el Museo Nacional de Antropología y el espacio Estudios de Tabacalera.
El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha destacado este miércoles durante su presentación que con este proyecto se consigue una "interacción" entre la ciudad y las instituciones culturales para poner en relación el "relato historicista" y lo "contemporáneo".
De esta forma, este proyecto pone de manifiesto que "ha de haber interacción y que los relatos pueden interactuar dialecticamente y enriquecer". Además, tal y como ha señalado Lassalle, de esta forma ARCO "sale del recinto cerrado" de Ifema.
En esta misma línea, el comisario del proyecto, Javier Hontoria, ha indicado que el objetivo ha sido proponer una mirada contemporánea en centros destinados a arte antiguo o clásico, con el fin de conseguir una "tensión" entre la vanguardia y la mirada historicista, como complemento de la feria y homenaje a la ciudad.
Por su parte, el director de ARCOmadrid, Carlos Urroz, ha explicado que con esta iniciativa se busca poner de manifiesto que esta no es solo una feria sino que también hay un proyecto en el ámbito de la actuación con la propia ciudad.
CINCO ARTISTAS Y CINCO PROYECTOS
Con esta iniciativa, las exposiciones de artistas como Adriano Amaral, Fina Miralles, Rogelio López Cuenca, Oriol Vilanova o Fernando García convierten los espacios en herramientas para interactuar con la ciudad y conocer lugares que habitualmente se escapan de los movimientos cotidianos.
Por un lado, el MAN acoge 'Naturalezas Naturales. 1973 - 2016', de Fina Miralles, quien explora las relaciones entre materiales naturales y materiales artificiales en el marco de las tensiones entre la naturaleza y la acción del ser humano.
El Museo Nacional del Romanticismo muestra 'Fleurs et Escargots', de Fernando García, que plantea en la sala de exposiciones temporales de este museo una reflexión y un diálogo en torno a la figura del bandolero, tendencia costumbrista de los pintores decimonónicos, proponiendo una reinterpretación del paisaje andaluz del Romanticismo.
Asimismo, el Museo Cerralbo presenta 'Palabras Prestadas', con el que Oriol Vilanova propone dar voz a los propios objetos de la colección del marqués de Cerralbo a través de una instalación sonora específicamente diseñada para este espacio, que permitirá al visitante tener una lectura adicional que completará la experiencia de la visita al museo.
Por otro lado, el Museo Nacional de Antropología acoge el estudio del artista Rogelio López Cuenca sobre las relaciones del ser humano con las sociedades en las que se inscribe, bajo el título de 'Accesorios'. Aquí, López Cuenca cuestiona la deriva de lo público y las formas de estar en las ciudades, y plantea una intervención que parte de las salas del museo para apropiarse del espacio público madrileño.
Por último, el espacio Estudios de Tabacalera se centra en el juego que Adriano Amaral realiza con los accidentes del espacio, produciendo un efecto de extrañamiento que exige al espectador repensar su posición constantemente.