Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abren una tienda de comestibles en una cabina telefónica

Abren una tienda de comestibles en una cabina telefónicatelecinco.es
Funciona bajo el principio de 'cabina de la honestidad', por el cual los vecinos dejan el dinero correspondiente a los productos que adquieren.
A la comunidad de Draughton en North Yorks, le fue retirado el acceso a servicios básicos, cuando la oficina de correos cerró al retirarse sus dueños en Abril de 2008.
Lewis Cooke, que regenta un quiosco en Skipton, a pocos kilómetros de allí, continuó enviándoles periódicos y alimentos enlatados.
Pero cuando la antigua cabina se puso a la venta por solo una libra, se decidió que sería comprada por el consejo de la parroquia y se haría uso exclusivo de ésta.
Cooke, de 49 años declaró: "Desde la parroquia se pusieron en contacto conmigo y me explicaron que habían adquirido la cabina y que querían usarla para depositar comestibles y periódicos para la gente". "Pensé que era una buena idea, y decidí enviar los productos cada mañana antes de las 7 AM. Puse una lista en la cabina de todo lo que ofrecemos para que la gente pudiera llamar y decirme lo que querían".
"Los clientes pagaban con tarjeta de crédito o bien dejando un cheque a mi nombre. Es asombroso como todo el mundo respetó este sistema y los bienes que dejamos allí, nadie ha robado nada".
Cooke no cobra a sus clientes un extra por la entrega que hace cada mañana de los pedidos.
La empleada de la parroquia Jane Markham, afirmó que este insólito sistema había funcionado gracias a la honestidad de los vecinos: "Pensamos en poner una cerradura, pero decidimos que no sería necesario. Aquí cuidamos unos de otros".
Alrededor de 70 de los 250 habitantes de Draughton usan la cabina y muchos piensan en comenzar a utilizar el nuevo servicio.