Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abuelo al volante

No ve los carteles a menos de 15 metros, tarda tres segundos en reaccionar a un frenazo inesperado, conduce a 40 km por hora con la quinta marcha puesta... Puede parecer un peligro, pero según los expertos, por las carreteras que circula son tranquilas, las conoce y va con prudencia "yo no tengo prisa, si salgo a la autovía voy a 50 km/h" asegura el anciano.
Él es uno de los 200.000 mayores de 74 años que todavía tienen el carnet, Ignacio lo renovó hace poco, son los centros de reconocimiento de conductores los que tienen la llave para que aprueben las pruebas psicotécnicas. Estos centros están interconectados con Tráfico, así que si una persona suspende la renovación del carnet no puede ir a otro centro para que se lo den.
La vista, reflejos y movilidad es lo que más achacan los ancianos cuando se ponen a pilotar un coche. Según Ignacio, él cuando se sube sobre las cuatro ruedas se siente libre "como un chaval de 40 años"... es para verlo.