Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acampar por necesidad

Emplean todo lo que estas instalaciones les puede ofrecer para desempeñar sus actividades: utilizan los bancos como tendederos, el agua de las fuentes para su higiene y las alcantarillas para esconder sus pertenencias.
 
Son un grupo de 25 inmigrantes ilegales que apenas habla español. Ellos se dedican a la venta de chatarra, ellas mendigan en las puertas de las iglesias.
 
Son los más desfavorecidos, los más pobres de la mayor comunidad extranjera de nuestro país. Superan ya el medio millón de personas. Un colectivo en el que, mujeres y niños son los más vulnerables. En ocasiones víctimas de unas mafias que tejen sus propias vidas.