Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La escudería de Adrián Campos competirá en Fórmula 1 la próxima temporada

El equipo de Adrián Campos compite en el European F3 Open. Foto: camposracing.comtelecinco.es
En total, trece equipos fueron seleccionados para el año que viene, tres más que en 2009, después de que la FIA limitara el número máximo de bólidos a 26. Repiten los diez que ya compiten este año y a ellos se suma, además de Campos, el equipo Manor Grand Prix y el Team USF1.
Impulsado por el ex piloto Adrián Campos, el nuevo equipo de la Fórmula 1 está presidido por José Ramón Carabante y entre los nombres que se barajan para llevar sus volantes figuran los españoles Marc Gené y Pedro Martínez de la Rosa.
Peor suerte ha corrido el Epsilon Euskadim, impulsado por Joan Villadeprat, que confiaba en entrar en la lista gracias a su experiencia en los escalones inferiores del Fórmula 1, desde el World Series 3.5 al F-Renault 2.0, pasando por el karting.
McLaren, Sauber, Renault, Toyota y Brawn presentaron su inscripción condicionada a que se modifiquen los cambios reglamentarios para 2010 y la FIA les invitó a levantar esas premisas antes del próximo viernes para hacer definitiva su inscripción.
Ferrari anuncia que no correrá la próxima temporada
La lista incluye a Ferrari y el resto de los equipos que habían amenazado con salir del Mundial de Fórmula 1 descontentos con las modificaciones introducidas por el presidente de la FIA, Max Mosley, pero momentos después de que se conociera la lista Ferrari ha anunciado que no participará en el próximo mundial.
Además de la escudería italiana, la única que no se ha perdido ningún Mundial desde su creación, habían emitido la misma amenaza Renault, Toyota, Red Bull y Toro Rosso. Estos equipos no comparten el proyecto de Mosley de limitar desde el año próximo el presupuesto de los equipos a 45 millones de euros, sin contar los gastos de patrocinio y el sueldo de los pilotos.
Aunque son partidarios de reducir los gastos, esos equipos, han impulsado en el seno de la asociación de escuderías (FOTA) una iniciativa para que esa reducción se haga de forma más progresiva. BQM