Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agencias de publicidad en el cine y Autocontrol firman un código ético que incluye la protección a menores

Las agencias de publicidad cinematográfica Movierecord, Discine y 014, y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) han suscrito este lunes 30 de mayo el nuevo 'Código Ético de Publicidad en Cine', un acuerdo en el que se incluye la protección de los menores en el ámbito de la publicidad en el cine y que entrará en vigor el próximo 30 de junio.
Así, en el acto de presentación celebrado en la sede de Autocontrol en Madrid han participado el consejero delegado de Discine, Juan Carlos Aparicio; el director general de Movierecord Cine, Alfonso Oriol; el director general de 014, Carlos Valiente; la presidenta de Autocontrol, Almudena Román, y su director general, José Domingo.
El director general de Autocontrol, José Domingo, ha explicado que el acuerdo se produce como consecuencia de los cambios de normativa, de los agentes que suscriben el código, así como algunos códigos de conducta y ciertas reglas relacionadas con la calificación de las películas que se emiten.
Según este nuevo acuerdo, la publicidad proyectada en las salas de cine deberá ser conforme a la ley aplicable, leal, honesta y veraz, en los términos desarrollados por el Código de Conducta Publicitaria de Autocontrol y por el Código de Prácticas Publicitarias de la Cámara Internacional de Comercio.
Además, la publicidad exhibida en salas de cine se deberá ajustar a la legislación vigente y no tendrá contenidos que atenten contra la dignidad de la persona, sean discriminatorios por razón de nacionalidad, raza, sexo, orientación sexual, convicciones religiosas o políticas, o incitadores de la comisión de actos ilícitos.
Por otro lado, el Código considera normas 'especiales' aquellas que tienen que ver con la publicidad en cine y la protección de los menores, a la publicidad de bebidas alcohólicas y a las promociones de películas (avances o trailers).
PROTECCIÓN DE LA INFANCIA Y LA JUVENTUD
De este modo, para proteger a los menores, las películas publicitarias proyectadas en sesiones dirigidas principalmente a menores deberán someterse a los valores de protección de la infancia y la juventud; y que no se deberá emitir publicidad que contenga declaraciones o presentaciones visuales que puedan producir perjuicio mental, moral o físico a los menores.
En este sentido, no se deberá emitir publicidad que incite directamente a los menores a la compra de un producto o servicio explotando su inexperiencia o credulidad o que presente, sin motivos justificados, a los niños en situaciones peligrosas o incitadoras de actitudes violentas, injustas, insolidarias o antipedagógicas, etc. Además, la publicidad emitida en salas de cine en las que se proyectan películas infantiles, entendidas como aquellas dirigidas mayoritariamente a menores de siete años, deberá ser especialmente respetuosa con estos principios.
En relación con la publicidad de bebidas alcohólicas, ésta debe adecuarse a lo previsto en la normativa aplicable, a las previsiones contenidas en el Código de Autorregulación Publicitaria de la Federación Española de Bebidas Espirituosas, en el Código de Autorregulación Publicitaria de Cerveceros de España y en el Código de Autorregulación del Vino en Materia de Publicidad y Comunicaciones Comerciales.
Sobre los avances o trailers de las películas, deberán adecuarse a la calificación que haya obtenido el largometraje al que acompañan por parte del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), es decir, que la calificación sea igual o superior a la calificación de la película promocionada.
Autocontrol ha precisado también que los exhibidores que quieran adherirse al Código a través de estas agencias, deberán comprometerse a respetar las normas contenidas en el mismo. De este modo podrán, si lo desean y bajo autorización previa de Autocontrol, poner una pegatina o cartel con la leyenda 'Adherido al Código de Publicidad en Cine', acompañada del texto concreto que especifica el Código, del logo de Autocontrol y de la indicación de su web, en un lugar visible de sus establecimientos de exhibición cinematográfica.
CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS
El Jurado de la Publicidad de Autocontrol se encargará del cumplimiento de las normas incluidas en este nuevo código; resolverá las eventuales controversias que le sean presentadas contra cualquier película publicitaria emitida en cine, por una posible infracción de las normas deontológicas que regulan la actividad publicitaria en general o la publicidad en cine en particular. Por su parte, los exclusivistas, exhibidores, empresas y asociaciones se comprometen a acatar las resoluciones que se harán públicas a través de su publicación en la revista, página web y/u otros medios de Autocontrol.
Durante su intervención, Román se ha mostrado agradecida a Movierecord, que ha sido el que tenía "mucha energía" y ha animado a Autocontrol, a Discine y a 014 a actualizar y firmar este nuevo código. "Desde 2001, fecha del anterior código, era necesario cambiarlo", ha apuntado la presidenta de Autocontrol, quien ha argumentado que, desde entonces, se ha modificado la legislación en esta materia. Para Román, el resultado es "muy positivo" y demuestra esa voluntad del cine de tener un "compromiso" con los consumidores.
El director general de 014, Carlos Valiente, ha defendido que el cine es el que "más notoriedad aporta dentro de todo el mix de medios en cuanto a cualquier campaña de planificación", lo que les "obliga a ser mucho más escrupulosos" con la publicidad que se emite en el cine. "No es lo mismo verlo en pantallas pequeñitas, que verlo en grande", ha remarcado Valiente, para después advertir que en el cine "las susceptibilidades pueden ser mayores".
Seguidamente, el director general de Movierecord Cine, Alfonso Oriol, ha declarado que el cine es "la pantalla más grande con el presupuesto en medios más pequeño" y ha manifestado que el objetivo es que la inversión en el medio cine "siga creciendo". A su juicio, la firma de este convenio es una "buena noticia" y el cine es cada vez más "flexible, ágil" y, gracias a la digitalización, "facilita que la proyección de la publicidad en las salas sea rápida y ágil".
Por su parte, el consejero delegado de Discine ha hecho hincapié en que no sólo se busca incrementar la asistencia al cine y la inversión de los anunciantes, sino también que "la publicidad en las salas esté perfectamente autorregulada y supervisada" para que las condiciones en las que se emiten los spots se adecuen "perfectamente" a los tipos de público que asisten a los tipos de públicos.