Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso pide "fiabilidad" al R-29

Alonso habla sobre el monoplaza que conducirá la próxima temporada. Vídeo: Atlas.telecinco.es
Fernando Alonso ha repasado la actualidad de la Fórmula 1 en un acto en Gijón. El bicampeón del mundo afirmó que los puntos de inflexión para el gran final de temporada realizado por Renault se produjeron en Barcelona y en Bélgica. Además, vaticina una próxima temporada emocionante, con muchas sorpresas por las novedades en la normativa y en los monoplazas.
Alonso se mostró satisfecho de haber sido nombrado el piloto del año por los lectores del diario británico The Times: "Que reconozcan tu trabajo en tu propio país me parece normal, pero que lo hagan desde otros en un orgullo y acicate de cara a la próxima temporada".
El español reconoció que no le gustaban ninguno de los planes e ideas que están apareciendo como de próxima aplicación del mismo motor en todos los coches "porque desvirtúa lo que es la Fórmula Uno y como lo apliquen va a ser como la GP2".
El piloto ha indicado que tiene previsto empezar a probar el coche de la próxima temporada a finales del mes de enero y vaticina una temporada "en la que puede haber muchas sorpresas por las novedades que se van a poner en marcha, lo que hace que hasta las escuderías más fuertes como Ferrari o McClaren se atrevan a considerarse favoritas".
Alonso pide sobre todo "fiabilidad " a su nuevo prototipo y también "suerte" porque para él este es un factor que influye mucho a lo largo de la temporada e indica que la "aerodinámica, los neumáticos y el sistema de recuperación de energía van a provocar más de una sorpresa sobre todo en el inicio de temporada".
Para el español, "los dos puntos de inflexión de la pasada temporada fueron la carrera de Barcelona en la que se produjeron grandes mejoras en el coche y luego en Bélgica" y también asegura que "el haber realizado un buen final de temporada no significa que el principio de la siguiente vaya a ser bueno y hay muchos ejemplos que lo atestiguan".