Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Brufau afirma que lo mejor que le puede pasar al sector es que la OPEP desaparezca como cártel

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha afirmado que lo mejor que le puede ocurrir al sector del petróleo es que la OPEP desaparezca como cártel y el mercado pueda así regirse por las reglas de la oferta y la demanda.
En su discurso ante la junta general de accionistas, Brufau aseguró que la OPEP "ha dejado de actuar como un cártel y ha dejado que el mercado fluctúe en reglas del mercado, de lo cual nos tenemos que alegrar".
Sobre los precios del crudo, Brufau vaticinó una recuperación para finales de este año, que ya se está viendo con el barril en los 49 dólares, aunque subrayó que Repsol trabaja para ser "una compañía rentable con un escenario de 50 dólares". "Todo lo que venga por encima de 50 dólares mejor para el Repsol, pero el mercado está esperando crecimientos importantes", dijo.
Además, consideró "moderadamente prudente" las previsiones de los analistas y las agencias de rating para el petróleo en este año 2016, con unas estimaciones de 42 dólares y 36 dólares, respectivamente.
El presidente de la compañía, que subrayó que en el sector del petróleo están "cambiando todos los paradigmas" que existían, indicó que para 2016 se empieza "a vislumbrar una cierta tensión entre oferta y demanda que tendrá su reflejo en los precios".
En lo que respecta al ejercicio 2015, señaló que fue un "año complejo" debido a un escenario de precios marcado por la alta volatilidad tanto en el crudo como en el gas, con caídas de más del 50%, y marcado también por los acuerdos de la COP21 de París para combatir el cambio climático.
Asimismo, subrayó que la adquisición el año pasado de Talisman Energy está "transformando" la compañía, doblando su tamaño de 'upstream' y haciendo que se tenga que "trabajar mucho" para maximizar su valor.
Mientras, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, afirmó que 2015 supuso un ejercicio "de profunda transformación" para la compañía, en un "año retador y con un entorno complejo".
"El proceso que hemos iniciado a lo largo de este ejercicio ha estado marcado por la adquisición de Talisman Energy y por un nuevo plan estratégico enfocado en la creación de valor y la resiliencia, todo ello en un entorno de precios bajos", añadió al respecto.
Por otra parte, tanto el presidente como el consejero delegado de Repsol valoraron el rendimiento del negocio del 'downstream' en 2015, "con un rendimiento espectacular en el margen del refino". "Toda la actividad del 'downstream' ha fortalecido a la compañía en una época difícil", destacó Brufau.