Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy Winehouse vuelve a casa en un último y desesperado intento por salvar su matrimonio

Culebrón Winehouse. La reina del soul regresará finalmente a Reino Unido la próxima semana en un intento desesperado por salvar su matrimonio con Blake Fielder. El todavía marido de Amy, sin embargo, apenas ha puesto un pie fuera de la cárcel ha reiterado su interés en divorciarse, según publican los tabloides británicos.
Fielder, que abandonó la prisión de Edmunds Hill este miércoles, dejó las cosas bien claras poco después de deshacerse del abrazo de su madre que lo esperó a las puertas de recinto.
Mientras tanto, la noticia de la libertad de Blake no parece haber llegado a la isla de Santa Lucía, en el Caribe, donde Amy se recupera desde el pasado diciembre.
"Ella ha sido la última en saber que Blake sería puesto en libertad y eso duele. Ella está desesperada por verlo y tratar de resolver sus problemas, porque aún lo ama, ha asegurado una fuente cercana a la cantante.
Amy ya se ha puesto en movimiento y planea regresar a casa para organizar sus asuntos del corazón con Blake. La polémica pareja se casó en diciembre de 2007, desde entonces, no han cesado los 'dimes y diretes'.
Él, que confesó públicamente su responsabilidad de la adicción de Amy, ahora insiste en la historia del divorcio por el que ha pedido una millonaria compensación.ZA