Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy Winehouse, ingresada tras dañarse sus implantes mamarios en plena borrachera

Amy Winehouse decidió aumentar el tamaño de su delantera hace unos meses. Sin embargo, sus nuevos pechos no dejan de darle sustos. La cantante ha tenido que acudir por tercera vez al hospital por problemas con sus implantes. En esta ocasión, se ha caído sobre ellos en plena borrachera. Amy acudió a la clínica en la fue operada, donde varios testigos han asegurado a 'The Sun' que la cantante se paseaba gritando "en sujetador y oliendo a bebida".
La cantante de 26 años cayó al suelo y magulló sus implantes mamarios, produciéndole un fuerte dolor en las costillas. También se dañó en la frente. Entonces pidió a unos amigos que la llevaran a una clínica de la calle londinense de Harley donde fue operada del pecho hace siete meses. Los médicos vieron que tenía las costillas magulladas.
Sus heridas eran leves pero el agente de Amy ha asegurado que "a ella le gusta la clínica, así que seguramente se quede unos días".
Una fuente asegura que, en el centro sanitario, "Amy corría arriba y abajo por los pasillos en sujetador y oliendo a bebida".
"Se la ha oído quejarse por el dolor causado por el golpe en sus costillas y sus pechos. La enfermeras tuvieron que intervenir para pedirla que se calmara y la llevaron a su habitación".
"Al principio, ella pensó que se había roto algo y fue al hospital por su seguridad. Los médicos estaban preocupados porque podría estar afectada por el golpe en la cabeza y un corte encima del ojo".
No es la primera vez que los implantes de pecho llevan a Amy al hospital en el último mes. A comienzos de abril acudía a la clínica privada quejándose de un fuerte dolor en los pechos.
Meses antes, en noviembre, uno de sus implantes se agujereó y comenzó a supurar líquido.