Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ander Mirambell afina su puesta a punto en Barcelona antes de empezar su preparación sobre hielo

El piloto español de skeleton Ander Mirambell afronta estos días sus últimos entrenamientos en Barcelona antes de marcharse el próximo lunes a Innsbruck (Austria) para empezar su preparación sobre el hielo de cara al inicio en diciembre de la Copa del Mundo.
Así, según informó la Federación Española de Deportes sobre Hielo, después del paso por la ciudad austrica, donde supervisará los últimos retoques del trineo de la temporada, partirá para Königsee (Alemania), donde se entrenará antes de iniciar la competición en Lake Placid y Calgary.
Para esta temporada, Mirambell ha vuelto a confiar en el técnico austriaco Martin Rettl como responsable de los entrenamientos sobre el hielo, un equipo al que también se incorporará la piloto española María Montejano y Toni Mirambell como entrenador en alguna Copa del Mundo.
La preparación en Barcelona este año se ha visto truncada por la rotura de clavícula que sufrió Mirambell el pasado mes de julio y que le obligó a pasar por el quirófano, donde le pusieron una placa y siete clavos.
Por este motivo, el entrenador de físico, Bernat Buscà, ha centrado esta pretemporada en el trabajo de fuerza y de velocidad, y ha sido gracias a su trabajo y al de los fisioterapeutas del CAR de Sant Cugat que han podido recuperarlo en condiciones para la competición.
"Tengo muchas ganas de subirme al trineo, ganas de luchar por mejorar y sobre todo para sacarme el mal gusto de boca después de lo de Sochi. Es verdad que estaba con problemas en la mandíbula, pero también descubrimos que durante esa época estuve con un problema inmunológico importante, y aún recuerdo las malas sensaciones de esas carreras", señaló Mirambell.
Para la nueva campaña, el piloto barcelonés ha evolucionado su trineo, debido a la placa de la clavícula. La principal novedad será el modo de agarre, que también le afectará en el pilotaje. Además, la preparación física le ha hecho ganar fuerza y algún kilo de más, un aspecto beneficioso para las salidas.
Esta adaptación al trineo será el principal aspecto a trabajar en las próximas semanas en Innsbruck, donde también aprovecharán para entrenar en las primeras semanas sobre el hielo, ya que acogerá el Campeonato del Mundo de 2016.