Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ander Mirambell, decimoctavo en Lake Placid

El piloto español de skeleton Ander Mirambell ha finalizado en decimoctava posición en la cuarta cita de la Copa del Mundo de Skeleton, celebrada en la noche del sábado en la pista estadounidense de Lake Placid, su mejor resultado en dos temporadas.
Los 80 puntos logrados en Lake Placid han permitido al catalán, además, ascender a la vigésima plaza de la clasificación general de la Copa del Mundo, justo cuando se ha llegado al ecuador de las pruebas.
Mirambell lograba hacer mejor marca personal en la salida en la primera bajada, marcando 5:10, y rebajando en una décima el que hasta ahora había sido su mejor registro (5:20), pese a su rotura en el ligamento cruzado de la rodilla. Además, el nivel en la zona media de la clasificación era muy parejo tras la primera mitad, con hasta cuatro pilotos en menos de tres décimas.
Después de esa buena primera mitad de la competición, Mirambell arriesgó en la segunda bajada, con unos reglajes más competitivos. Fue así como el español volvió a conseguir la decimoctava mejor marca de todos los participantes.
La segunda salida fue todavía mejor (5:07). Incluso, el piloto llegó a ocupar la decimoquinta plaza en varios sectores de la bajada. Pero dos errores en el tramo final y unos reglajes "quizás demasiado agresivos" -según ha reconocido el propio deportista-, le impidieron arañar alguna posición final.
"Ya tocaba una alegría en mayúsculas. Por fin hemos demostrado que podemos estar ahí, y creemos que éste es el camino. No todos los días puedes luchar de tú a tú contra Rusia o superar a equipos como Suiza", comentó Mirambell al término de la prueba.
Además, explicó que la clave había estado en el buen trabajo realizado durante la primera manga. "El pilotaje en la primera manga ha sido muy bueno, aunque he tenido un par de errores, pero una velocidad punta muy competitiva. He podido acabar decimoctavo y meterme en la segunda manga", manifestó.
Por otra parte, tanto su técnico, el austríaco Martin Riettl, como el propio deportista han reconocido estar muy orgullosos porque el trabajo ha dado sus frutos. "Muy orgullosos del resultado final de esta cuarta prueba. El trabajo de esta semana por fin se ha visto replicado también en la carrera", manifestaron.
La próxima semana la Copa del Mundo se desplazará a Park City, donde el piloto español ha reconocido que sólo piensa en meterse entre los 20 primeros. "Debemos seguir siendo regulares y estar entre los 20 mejores", concluyó.