Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anpier dice que Soria cometerá "fraude de ley" si desprecia el informe de la CNE sobre renovables

La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) considera que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, incurriría en un "fraude de ley" si no presta atención al informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) acerca de las energías renovables.
En un comunicado, Anpier califica de "inaudito" que Soria haya "desacreditado" a la CNE al decir que no prestará atención al informe del regulador. El ministro realizó ayer este comentario en los pasillos del Senado, al ser preguntado acerca del punto del informe en el que se desaconsejaba dar un trato diferencial a las renovables en Canarias.
Anpier recuerda el carácter preceptivo de los informes de este tipo de la CNE y exige al ministro que preste atención a su contenido. "Un Gobierno que regula 'manu militari' lo contrario de lo que manifestó en sede parlamentaria en la oposición y en contra de las advertencias del regulador sectorial queda bajo sospecha", afirma el presidente de la asociación, Miguel Ángel Martínez-Aroca.
La asociación fotovoltaica considera "muy certeras" algunas de las valoraciones de la CNE en su informe sobre la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.
Entre ellas, destaca la de que el regulador advierte del riesgo de resultados negativos para los productores de energías renovables y lamenta la precipitación, singularidad y falta de transparencia del proceso.
Anpier califica además de "alarmante la deriva del Ministerio de Industria, Energía y Turismo", que "da la espalda al sector y la sociedad y busca el dictamen favorable a sus tesis en consultoras seleccionadas, sin siquiera convocar concurso público, mientras descalifica públicamente al órgano regulador del sector".