Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argentina quiere acabar invicta la primera fase

Grecia y Argentina se enfrentan en el tercer y último encuentro del grupo B del Mundial de Sudáfrica, un choque en el que la Albiceleste intentará acabar invicta la fase de grupos y finiquitar así su pase a octavos, mientras que los helenos parten con la esperanza de conseguir una victoria y que les favorezca el resultado entre Corea del Sur y Nigeria.
El conjunto de Diego Armando Maradona llega a este tercer choque con la moral por las nubes, después del solvente triunfo (4-1)conseguido ante Corea del Sur. Además, la delantera, la mejor parte del equipo, comienza a coger moral y consistencia, capitaneada por el pichichi Gonzalo Higuaín, autor de un hat-trick el pasado jueves.
La única duda para los del Pelusa ante el combinado griego será la del central Samuel, que sufrió ante Corea del Sur una contractura en el recto anterior, por lo que presumiblemente no forzará y será Burdisso el que le sustituirá, acompañando a Demichelis en el eje de la zaga. Además, con el objetivo de llegar en buenas condiciones a octavos, Maradona prepara cambios en el once. Romero, Demichelis, Maxi y Messi podrían ser los únicos titulares que se mantuvieran en el equipo y Otamendi, Burdisso, Clemente Rodríguez, Bolatti, el Kun Agüero y Diego Milito apuntan a saltar de inicio.
El que ya estará a total disposición del técnico es el centrocampista Juan Sebastián Verón, que se perdió el choque anterior. El llamado a conducir el juego argentino en el centro del campo se ha recuperado favorablemente de sus molestias musculares y podría volver a la titularidad, pero sin que ello implique la salida del once de Maxi Rodríguez, su sustituto ante Corea del Sur. Sólo una catástrofe impediría a Argentina no seguir adelante en el torneo. Con seis puntos y un muy favorable balance en la diferencia de goles (+4), para que la doble campeona del mundo se quedara fuera tendría que ser goleada, además de que Corea del Sur cumpliera ante Nigeria.
Grecia, ganar y esperar
Por su parte, la selección griega tendrá que frenar el potencial argentino y aprovechar las ocasiones que generen para hacerse con la victoria, aunque conseguirla tampoco les asegura un puesto en octavos de final, ya que tendrá que esperar a lo que hagan coreanos y nigerianos en el otro partido del mismo grupo.
Los pupilos de Otto Rehhagel lograron en el triunfo (2-1) ante Nigeria sus primeros goles en un Mundial, a la vez que estrenaron su casillero de puntos en este tipo de cita. El equipo heleno aprovechó su superioridad numérica para remontar un encuentro que se le había puesto en contra, y así avivar las esperanzas de meterse por primera vez en su historia en unos octavos de final de una cita mundialista. Ante este trascendental choque, el seleccionador Otto Rehhagel ha querido quitar presión a los suyos en un partido en el que se medirán a una selección de "talla mundial". El técnico alemán destacó el potencial de la Albiceleste, indicando que ellos son "claramente mejores" y que tendrán que buscar "soluciones" para pararlos debido a su "extraordinaria calidad".
Ficha técnica:
GRECIA: Tzorvas; Kyrgiakos, Vyntra, Sokratis, Papadopoulos; Torosidis, Karagounis, Tziolis, Katsouranis, Salpingidis y Gekas.
ARGENTINA: Romero; Otamendi, Demichelis, Burdisso, Clemente Rodríguez; Bolatti, Verón, Maxi Rodríguez, Messi; Agüero y Milito.
ÁRBITRO: Ravshan Irmatov (UZB).
ESTADIO: Peter Mokaba; HORA: 20:30.