Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca la temporada europea en Montmeló

La Fórmula 1 ya está en Europa. Después de las tres primeras carreras en Australia, Malasia y Bahrein, el 'gran circo' llega al circuito de Montmeló. Los primeros entrenamientos de cara al Gran Premio de España ya han comenzado en el circuito catalán. En esta primera sesión no estarán los dos primeros de la clasificación general, Raikkonen y Hamilton. Tampoco estará Fernando Alonso.
El español espera que el Gran Premio de España sea el punto de inflexión en la trayectoria, hasta ahora gris, de Renault en el presente mundial. Durante estas tres semanas de parón, los ingenieros de la escudería francesa están trabajando a tope para que los cambios realizados en el R-28 comiencen surtir efecto en Montmeló.
Se espera que el monoplaza mejore los tiempos obtenidos hasta ahora y que tanto Alonso como Piquet Jr. puedan luchar por mejorar posiciones en las carreras. Estos días de tests serán el escenario perfecto para comprobar si la marca del rombo trabaja en la dirección correcta.
De momento, ya se ha podido ver el primer cambio en el R-28. Se trata de un nuevo alerón delantero que ha lucido Nelsinho en su primera toma de contacto con el trazado catalán. Es pronto para sacar algún tipo de conclusión, pero se espera que con este nuevo tren delantero el monoplaza mejore en aerodinámica y los tiempos sean mejores.
Esta novedad no será la última en la escudería francesa. El objetivo es que en Turquía el R-28 esté preparado para plantar cara a los Ferrari y los McLaren. ¿Es un objetivo factible? A día de hoy parece todo un milagro.