Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Athletic Bilbao se acerca a la siguiente fase tras empatar ante el Nacional

El Athletic sumó un punto en Portugal. Foto: EFEtelecinco.es
El Athletic de Bilbao se acercó a los dieciseisavos de final de la Liga Europa tras el empatar hoy frente al Nacional (1-1), a pesar de que los de Madeira dominaron durante gran parte del encuentro. El resultado del partido se decidió desde los once metros, a pesar de las ocasiones que los dos equipos crearon a lo largo del encuentro.
El Nacional, que saltó al terrero de juego bajo el lema "matar o morir", tuvo dificultades para llegar al área del Athletic de Bilbao, que estuvo bien posicionado con un aseado 4-4-2.
El equipo español tomó la iniciativa y creó la primera acción ofensiva con un remate de Gabilondo, desbaratado por el portero del conjunto madeirense.
No obstante, el Nacional comenzó a entrar en juego después del primer cuarto de hora y el delantero brasileño Edgar Silva, el goleador del equipo, tuvo dos oportunidades que Iraizoz interceptó.
A continuación, el angoleño Mateus arrancó por la izquierda y centró a Edgar, que intentó un nuevo remate a la portería defendida por Iraizoz.
La mejor oportunidad del equipo vasco nació en las botas de su estrella, el internacional español Fernando Llorente, quien cazó un balón en las inmediaciones del área que estrelló al poste del guardameta brasileño Bracalli.
La segunda mitad comenzó con numerosos errores defensivos del Nacional, que estaban comprometiendo su situación en el campo, aunque el conjunto español no supo aprovecharlo.
Una internada de Leandro Salino en el área del Athletic de Bilbao provocó un penalti que cambiaba el signo del partido.
El ariete Edgar, el más activo del encuentro por parte de los portugueses, convirtió la pena máxima -que tuvo que repetirse- y otorgó más fuerza a los jugadores isleños.
A falta de diez minutos para el final del partido, una falta en el área del Nacional provoca el penalti que Etxeberría transformó en el empate para los hombres de Joaquín Caparrós.
Este resultado coloca a los vascos segundos del Grupo L con siete puntos, mientras que el Nacional mantiene el último lugar, con dos puntos.
El Werder Bremen, que ganó al Austria de Viena (2-0), sigue líder de grupo, con ocho puntos. Los dos primeros de cada grupo pasan a dieciseisavos de final de la competición europea y se unen a los terceros clasificados de la Liga de Campeones.