Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Athletic busca una remontada en el campo del Anderlecht

El Athletic sabe que toca remontada, tras el empate a uno en San Mamés, si quieren alcanzar los octavos de final de la Liga Europa, ante un Anderlecht que en su campo será más peligroso si cabe y en medio de un enrarecido ambiente tras los enfrentamientos de las aficiones en Bilbao.
Tanto en Bruselas como en Bilbao se ha hablado más de los incidentes ocurridos al término del partido de ida, que del partido y de la eliminatoria en sí.
La directiva del Anderlecht lleva días haciendo llamamientos a la deportividad de sus aficionados, mientras que el Athletic ha recomendado a los suyos no viajar y ha montado un dispositivo de seguridad junto a la Ertzaintza, en coordinación con la policía belga, para evitar cualquier nuevo enfrentamiento.
En lo estrictamente deportivo, el Anderlecht seguirá sin poder contar con los lesionados Marcin Wasilewski, Jan Polak y el argentino Nicolás Frutos.
El delantero senegalés Cheikhou Kouyaté pese a tener algunos problemas en el tobillo y haberse perdido alguno de los entrenamientos de la semana, parece que podrá estar a disposición del entrenador de los belgas.
El Athletic viajó a Bélgica con la intención de remontar en Bruselas el 1-1 de Bilbao y con la esperanza de que su afición regrese sana y salva de un desplazamiento que, en cuanto a seguridad, tiene muy preocupado al club bilbaíno tras los incidentes de la ida.
Sobre lo que pueda ocurrir en el Constant Vanden Stock no es pesimista la plantilla bilbaína, que durante la semana que ha pasado desde el partido de San Mamés ha recordado las veces que últimamente ha tenido que solventar una eliminatoria fuera de casa, como las previas de esta competición ante el Young Boys suizo y el Tromso noruego o los cuartos de final de la Copa del Rey de la pasada temporada contra el Sporting de Gijón.
En cuanto al desplazamiento de los aficionados, no están tan confiados los jugadores del Athletic, entre los que David López, que no ha sido convocado, ha aconsejado a su gente cercana que no viaje a la capital europea.
Un fuerte y preventivo dispositivo acordado entre el Athletic y la Ertzaintza, en coordinación con la policía belga, procurará evitar que en antes, durante y después del partido se puedan dar los incidentes de hace unas semana en Bilbao, provocados por la hinchada bruselense durante todo el día y respondida por la bilbaína tras el final del choque.
En lo estrictamente deportivo, aún se desconoce las intenciones de Joaquín Caparrós, pero no sería de extrañar que optase por un once muy similar al de la ida con el cambio de Gaizka Toquero, principal protagonista en el 4-1 liguero de la última jornada ante el Tenerife en San Mamés, por Óscar de Marcos, que apenas tuvo presencia frente al Anderlecht.
También entrará en el equipo rojiblanco Fernando Amorebieta, fijo en las alineaciones del sevillano y baja de última hora el jueves pasado por una gastroenteritis, y pudiera ser que también Koikili Lertxundi por un Xabi Castillo que no tuvo su día en el lateral izquierdo.
Queda la duda de si, ante lo fallido del equipo durante la primera parte de la ida, Caparrós opta por dar más profundidad al medio campo con la entrada de Markel Susaeta o Iker Muniain en una de las bandas por Carlos Gurpegui o Fran Yeste.

Alineaciones probables:
Anderlecht: Proto; Van Damme, Mazuch, Juhasz, Deschacht; Biglia, Gillet, Kouyaté, Legear; Boussoufa y Lukaku.
Athletic: Iraizoz; Iraola, San José, Amorebieta, Castillo; Gurpegui, Orbaiz, Javi Martínez, Yeste; Toquero y Llorente.
Árbitro: Thomas Einwaller (AUT)
Estadio: Constant Vanden Stock.