Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BP Energy Outlook prevé que el consumo mundial de energía aumentará un 41% hasta 2035

El informe BP Energy Outlook 2035 pronostica en su última edición que el consumo mundial de energía aumentará un 41% entre 2012 y 2035, lo que supone una ralentización con respecto al 52% de las dos últimas décadas y al 30% marcado en los últimos diez años.
El 95% de ese crecimiento de la demanda provendrá de las economías emergentes, mientras que el uso de energía en los países avanzados de América del Norte, Europa y Asia, en conjunto, aumentará previsiblemente muy despacio, e incluso descenderá en los últimos años del período cubierto por estas previsiones.
En su cuarta edición anual, el informe señala que las cuotas de los principales combustibles fósiles, esto es, de petróleo, gas natural y carbón, están convergiendo y se espera que cada uno de ellos represente un 27% del total del 'mix' en 2035.
Frente al 81% de estas tres fuentes, el 19% restante quedará cubierto con las energías nuclear, hidroeléctrica y renovable. Entre los combustibles fósiles, el gas es el que está creciendo más rápidamente, al considerarse una alternativa más limpia al carbón para generar electricidad.
El consejero delegado de BP, Bob Dudley, destacó "la importancia de la competencia y las fuerzas del mercado en el descubrimiento de nuevas tecnologías y en la innovación para satisfacer las necesidades energéticas mundiales".
"Estos factores hacen que seamos optimistas de cara al futuro de la energía en el planeta", señaló, antes de preguntarse si habrá suficiente energía para satisfacer la creciente demanda, si se puede responder a la demanda de manera fiable y cuáles serán las consecuencias de satisfacer toda la demanda.
A la primera pregunta respondió que 'sí', gracias entre otras cosas a la mayor eficiencia energética, mientras que ante la segunda se mostró optimista y destacó el autoabastecimiento de Estados Unidos gracias a los hidrocarburos no convencionales. En alusión a la tercera, indicó que las emisiones globales de dióxido de carbono se elevarán previsiblemente hasta un 29%.