Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beatriz Rodríguez viaja en modo flashback a la adolescencia rural de los 90 en Cuando éramos ángeles

La escritora Beatriz Rodríguez (Sevilla, 1980) ha presentado este miércoles 13 de enero su segunda novela, 'Cuando éramos ángeles' (Seix Barral), en la que realiza un flashback en la vida rural de un grupo de adolescentes durante los años 90 para descubrir un crimen en el pueblo ficticio de Fuentegrande.
En este sentido, Rodríguez ha afirmado que a la hora escribir la novela le interesaba "realizar la historia en la adolescencia" ya que es cuando "la realidad empieza a desmontarse", pasando "de la construcción" de la infancia a la "'deconstrucción'". "La adolescencia es el modo de hacernos libres", ha declarado.
Clara, una joven periodista, vive en un pueblo de menos de mil habitantes, donde lleva una vida tranquila. Dirige el periódico digital local, aunque aspiraba a mucho más, y no se relaciona con casi nadie, a excepción de Chabela, la dueña del hostal Las Rosas, donde come y duerme, e intenta olvidar la reciente muerte de su marido, bebiendo por las noches y saliendo a correr por las mañanas.
Rodríguez ha señalado que Clara refleja "la mirada urbana" en medio de un entorno rural. Un "testigo" en el día a día de un pueblo. Además, "es el único personaje que realmente tiene una katarsis. Hay un cambio en ella".
La aparición del cadáver de Fran Borrego, uno de los dueños de las tierras que rodean el pueblo, hará que esa vida aparentemente tranquila le muestre una sociedad repleta de envidias, intrigas y tramas incompletas que provienen de un pasado que desconoce.
Mientras Clara inicia una investigación sobre la muerte del cacique, entrevistando a distintos personajes que pueden estar involucrados en su asesinato, adentrándose en un flashback que muestra la verdadera historia de cada uno de ellos, así como el descubrimiento, por parte de este grupo de adolescentes, del sexo, el amor, la ira, la amistad, la decepción y la venganza.
EL INVIERNO: LO PEOR EN EL AMBIENTE RURAL
La autora ha afirmado que también se muestra la cuestión rural, dando "cierta clave de lo que está pasando: Lo peor es el invierno en el ambiente rural", al tiempo que refleja "como el poder femenino de ha sustentado en serpeantear la norma del mandato masculino".
En cuanto a su estilo, aunque ha reconocido que en la novela se pueden observar toques de su autor "fetiche", Federico García Lorca, la escritora ha asegurado que "el estilo de autores anglosajones ha sido el que más" le ha influido.
Rodríguez es licenciada en Filología Hispánica y ha trabajado como editora para Trama editorial, La Fábrica y el Grupo Anaya. Además, ha sido colaboradora de revistas como El rapto de Europa o Trama y Texturas y en guiones de documentales como La memoria de los cuentos 'Los últimos narradores orales', de José Luis López Linares.
También ha participado en secciones literarias y de opinión, en publicaciones del Grupo Andalucía Información y, recientemente, en la antología de relatos Watchwomen. Narradoras del siglo XXI. Actualmente dirige la editorial 'Musa a las 9' y el Festival Internacional de Poesía de Madrid, (POEMAD). En 2013 publicó su primera novela 'La vida real de Esperanza Silva' (Casa de cartón).
Igualmente, Rodríguez ha indicado que 'Cuando éramos ángeles' no pertenece a un género concreto por lo que espera "llegar a un público amplio". En este sentido, la directora editorial de Seix Barral, Elena Ramírez, ha asegurado que va dirigida a un "público muy abierto y muy variado" y que "aunque la novela cuenta con un crimen, no es un género de novela negra al uso".
Ramírez ha subrayado que se trata de una 2fuerte y sólida apuesta" ya que se trata de una escritora "muy madura y versátil", al tiempo que ha asegurado que "con el tiempo, Beatriz puede ser uno de los grandes autores de este país". Por su parte, Rodríguez ha agradecido "muchísimo" que se apueste por nuevos escritores, algo que hace que "la novela avance".