Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beckham, en ropa interior, protagonista de la Super Bowl

David Beckam en ropa interior, haciendo gala de todo su poderío, será uno de los anuncios estrella en la cotizada retransmisión de la Super Bowl, la gran fiesta del fútbol americano que se celebra el dos de febrero. Los rostros populares son el gancho en el gran pastel de la publicidad, alguno con polémica, como un anuncio de Scarlett Johansson para SodaStream ha sido criticado por promocionar esa marca israelí asentada en territorio palestino ocupado. También ha causado controversia por citar a marcas rivales: Coca Cola y Pepsi. Finalmente, el anuncio ha sido retocado. Millones de espectadores estarán pendientes de la pantalla en el gran evento deportivo de la Super Bowl. Para estar en el club de los elegidos, los anunciantes pagan cuatro millones de dólares por treinta segundos de publicidad.