Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Besos apasionados y grandes homenajes, los mejores momentos de los Emmy

Se cierra la 66ª edición de los premios Emmy con unos triunfantes 'Breaking Bad' y 'Modern Family', con cinco y tres galardones respectivamente. La ceremonia estuvo plagada de grandes momentos entre los que destaca el homenaje que hizo Billy Crystal al fallecido Robin Williams.
Y es que la reciente e inesperada muerte del actor fue uno de los temas de la noche. Billy Crystal quiso hacer su particular homenaje a Williams, un tributo que sin duda marcó uno de los momentos de la noche. Crystal recitó un emotivo discurso en el que destacaba la carrera de Williams y afirmaba que era "muy duro" referirse a él como algo del pasado.
Pero Robin Williams no fue el único actor homenajeado en esta edición de los Emmy: Philip Seymor Hoffman, Paul Walker o James Avery también tuvieron su particular tributo en la gala.
Otro de los grandes momentos de la noche lo protagonizaron dos de los premiados de la noche: Julia Louis-Dreyfus y Bryan Cranston que se hicieron con los premios a Mejor actriz de comedia y mejor actor protagonista en el apartado dramático respectivamente.
Cuando Louis-Dreyfus subía al escenario a recoger su premio, Cranston se levanto de su asiento y le robo un apasionado beso. Cuando la actriz comenzó su discurso, se encontraba literalmente sin palabras, mientras el actor que dio vida a Walter white se limpiaba la comisura de los labios.
Antes de presentar uno de los premios, el humorista Jimmy Kimmel aprovechó para hacer un pequeño monologo motivado por la reflexión: ¿Por qué cada vez más actores de cine pasan al mundo de las series? La victima principal de las palabra de Kimmel no fue otro que Matthew McConaughey, nominado a mejor Actor principal en una serie dramática, que se fue con las manos vacías.
Sofia Vergara, una de las actrices de Modern Family, la gran premiada de la noche junto con 'Breaking Bad', protagonizó otro de los grandes momentos de la noche, deslumbrando a toda la audiencia con sus curvas con un espectacular y ceñido vestido blanco.
La actriz se subió a un pedestal mientras el presidente de la Academia de Artes y Ciencias Televisivas hacía su discurso anual, que nadie parecía escuchar, pues todos tenían la mirada puesta en la espectacular actriz.
Los Emmy cierran su 66ª edición con unos triunfantes 'Breaking Bad' y 'Modern Family' y con una ceremonia llena de homenajes y actuaciones para el recuerdo.