Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bicicletas de lujo, adornadas con oro y diamantes para los que no sufren la crisis

Extravagancias en tiempos de crisis. Un producto utilitario como la bicicleta es también un artículo de lujo en en la localidad de Travnik, donde se fabrican estos ciclos adornados con oro y diamantes. Muchos millonarios y personajes famosos las han convertido en el oscuro objeto del deseo por el que pagan hasta 30.000 euros para pedalear encima de estas bicis.
La bicicleta tiene un diseño muy singular, está patentada por la firma alemana "PIMP Garage" y producida por la empresa GS TMT en Travnik, a unos 70 kilómetros al oeste de la capital de Sarajevo.
 Los cuadros de las bicis se producen en Travnik, pero en Alemania se les montan las demás piezas y detalles ornamentales de lujo, que pueden llegar a ser oro y diamantes.
Uno de los modelos que vende la firma alemana Pimp Garage


Muhamer Kargic, gerente de proyecto en Bosnia, afirma que la bicicleta tiene una gran atractivo y que quienes disponen de un alto poder adquisitivo desean comprarla a toda costa. Se vende en todo el mundo, pero es más buscada en Alemania.
"Los precios son elevadísimos. Es lo más extravagante que un rico pueda tener.
En este momento el modelo más popular es el 'Shocker', pero las hacemos por encargo. A veces hay deseos extraños y son equipadas con ruedas de perfil ancho como las de automóviles", dice Kargic. Su precio puede alcanzar unos 30.000 euros.
"Todo depende de lo que quieran nuestros clientes. A veces hay que hacer una bici dorada, otra vez con sillines especiales, con ruedas revestidas de oro, un manillar con diamantes o algo así", precisa el gerente.
Añade que las bicicletas se caracterizan por la comodidad y la potencia del motor eléctrico auxiliar.
"La bicicleta es confortable, bonita y extraordinaria. Uno se siente realmente bien cuando va en ella. Nuestras bicis están equipadas de electromotores, que tienen una carga para alcanzar unos 80 kilómetros", explicó Kargic.
Con el motor auxiliar puede alcanzar una velocidad de 35 kilómetros por hora. La demanda de las bicicletas ha superado todas las expectativas y ya se está preparando un aumento de la capacidad en la fábrica bosnia.
"A comienzos del año pasado, cuando empezamos con la producción, hacíamos al mes 100 cuadros, y ahora hacemos 300. La demanda es tal que ya negociamos el aumento de la producción", apunta Kargic.
"Las bicis son devueltas por el más mínimo defecto. Tienen que estar impecables, sin el más mínimo error y las exigencias del comprador deben ser satisfechas. Los vehículos se revisan concienzudamente antes de salir de aquí", subrayó.