Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca Suárez y Aitor Luna desembarcan en Nueva York con la película 'Una panadería en Brooklyn'

Los actores españoles Blanca Suárez y Aitor Luna son dos de los representantes españoles en la coproducción con Estados Unidos 'Una panadería en Brooklyn', dirigida por Gustavo Ron, que lleva a la gran manzana una comedia romántica en la que prima el "bien común". El filme se estrena este viernes 1 de julio.
Se trata de la primera película que ambos intérpretes realizan en Estados Unidos y en inglés, una experiencia que ha sido dura, aunque parte del equipo era español y el "cerebro" pronto se acostumbra, según ha señalado a Europa Press la actriz.
Del mismo modo, Aitor Luna considera que de esta forma han "roto la barrera" y que, en su caso, ha sido como "preparar una melodía". Sin embargo, reconoce que el resto del trabajo es igual, porque "es una profesión que está inventadísima".
Las protagonistas de esta película son Vivien y Chloe, dos primas que acaban de heredar la panadería de su tía Isabelle, que les pidió antes de morir que cuidaran de ella. Sin embargo, no se ponen de acuerdo y deciden dividir en dos el local: la parte conservadora frente a la "hipster".
Los personajes que interpretan Suárez y Luna son de procedencia latina, lo que ha facilitado la interpretación e incluso les ha "liberado", porque han aprovechado la oportunidad de no estar obligados a pronunciar de manera "perfecta".
La película se desarrolla en el barrio de Williamsburg, un lugar de grandes contrastes entre lo antiguo y conservador y lo nuevo. En palabras de Suárez, al igual que ocurre en la película, "lo bueno es combinar las dos partes". No obstante, reconoce que "en las películas todo parece bonito y fácil pero en la vida real todo se resiste un poco".
En este sentido, y en referencia a la situación actual, Suárez espera que "todo el mundo deje los egos de lado y aporte lo mejor de cada uno y deje sus grandezas de lado por el bien común".
Mientras que Luna está ultimando el rodaje de la serie 'Velvet', Suárez está esperando la fecha de estreno de 'El bar', el próximo filme de Álex de la Iglesia, y la miniserie de Telecinco 'Lo que escondían sus ojos'. Además, empezará a rodar en verano una serie de la que aún no puede desvelar nada.
COMEDIA LIGERA
Gustavo Ron ha señalado que se trata de una "comedia ligera", alejada del "tono dramático" de su anterior película, en la que se presentan varias historias cruzadas. Vivien y Chloe, protagonistas del filme, representan "lo nuevo y lo antiguo". "En Brooklyn pueden convivir y se pueden mezclar, algo que se ve en barrios de Madrid como Chueca, Malasaña o Lavapiés, porque romper radicalmente hace daño a la ciudad", indica el director.
En terreno político, película también protesta contra los bancos y contra la idea de pensar solo en los resultados económicos. "En la vida no todo es hacer dinero sino hacer las cosas bien, y si el resultado es algo que la gente pueda apreciar pues merece la pena", ha dicho.
La película nace con la vocación de divertir y, aunque cree que "es difícil saber lo que pensará el espectador", confía en su éxito porque "los problemas diarios tanto sociales como políticos" no dejan espacio para pensar nada más.
A Ron no le importaría hacer una producción "cien por cien española", pero destaca que este está siendo un "año complicado" y reconoce que "la taquilla no es lo que se habría esperado". No obstante, señala que "el cine vive siempre con obstáculos". "Si no fuéramos luchadores no estaríamos en esta profesión", ha concluido.