Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Bowie, número 1 en Estados Unidos y Reino Unido con Blackstar

El músico inglés David Bowie ha conseguido su primer número 1 en la lista de discos de Estados Unidos Billboard 200 con Blackstar, el trabajo que publicó el pasado 8 de enero coincidiendo con su 69 cumpleaños y dos días antes de su muerte. Además, este álbum también ocupa la primera posición en la lista del Reino Unido.
Blackstar (ISO/Columbia Records) ha despachado 181.000 copias en su primera semana a la venta -desde el 8 hasta el 14 de enero-, según datos de Nielsen Music recogidos por Billboard.
Y es que a pesar de ser uno de los artistas más influyentes de los últimos cincuenta años, la posición más alta conseguida por uno de los discos de David Bowie en la lista de discos de Estados Unidos fue la segunda conseguida en 2013 con The Next Day.
The Billboard 200 clasifica a los discos más populares de la semana basándose en múltiples parámetros, incluyendo ventas tradicionales y reproducciones en streaming.
El interés por Bowie ha provocado también que otros de sus discos hayan entrado en la lista, con su recopilatorio Best of Bowie en el número 4. Por su parte, The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars está en el 21.
ÉXITO TAMBIÉN EN REINO UNIDO
Por su parte, Blackstar ha llegado también a lo más alto de las listas de ventas británicas en su primera semana a la venta, en su caso con más de medio millón de ventas y descargas.
Además, el disco Hunky Dory está en el puesto 14, mientras que The Rise and Fall of Ziggy Stardust está en el 17, según datos de Official Charts Company.
Blackstar, que obtuvo unas de las mejores críticas de la carrera de Bowie, se convirtió en el décimo disco del artista que alcanza el primer lugar de las listas musicales británicas.