Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil entre furgones blindados y aficionados

Brasil da espectáculo dentro y fuera del terreno de juego. La selección de Dunga contó con unas medidas de seguridad excepcionales en su primer entrenamiento en tierras sudafricanas
Ni más ni menos que 15 furgones de policía protegieron durante el recorrido al combinado brasileño al estadio Dobsonville, en Soweto, Esta es la única sesión de puertas abiertas programada por Brasil hasta la fecha.
Los aficionados no faltaron a la cita. Un total de 10.000 personas acudieron a ver uno de los grandes favoritos para ganar el Mundial. Como en la Copa Confederaciones disputada hace un año Brasil cuenta con el apoyo de la hinchada Sudafricana.
En lo estrictamente deportivo, Dunga prepara a sus hombres para el último amistoso contra Tanzania antes de su debut mundialista contra Corea del Norte el 15 de junio.
El portero titular de la selección brasileña, Julio César, no participó en la sesión de entrenamientos para ser sometido a un tratamiento de fisioterapia. Pese a esta contusión, el propio Dunga minimizó este contratiempo y afirmó que el guardameta estará recuperando en dos o tres días, aunque no aseguró la fecha exacta de su regreso a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros.