Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Brexit afectaría a aspectos legales, burocráticos y económicos de la industria musical

Música y política han tenido tantas historias de odio como de amor. Otra de estas historias termina con la cancelación del BPop Live, un festival inglés que tiene un claro mensaje en contra de la permanencia del Reino Unido en la UE, después de que varios de los artistas se negasen participar en el mismo.
La votación del próximo 23 de junio por el Brexit también merece ser analizada desde el punto de vista musical porque, a día de hoy, no se comprende esta industria sin su dimensión internacional, ya que cada vez son más los fans que viajan por todo el mundo para asistir a conciertos o festivales.
Ticketbis.com, plataforma de compra y venta de entradas con operaciones en 47 países, es testigo de esta realidad. En lo que va de año, de todos los usuarios españoles que compran entradas para conciertos, el 8,18% lo hace para eventos fuera de España y en festivales este porcentaje es un 41,11%. Por este motivo la plataforma ha realizado un análisis para responder a la pregunta: ¿Cómo afectaría el Brexit a la industria musical?.
Este informe repasa los principales aspectos legales, burocráticos y económicos que podrían sufrir variaciones que afecten tanto a los artistas como a los fans. Por ejemplo, los músicos británicos podrían necesitar permiso de trabajo para actuar en un país europeo, posible incremento del precio de los discos y el merchandising que ahora están exentos de pagar IVA ni derechos de aduana entre países de la UE y también podría encarecerse el precio de los vuelos. La Unión europea proporciona un marco legal sólido que beneficia a la industria musical, ordena y simplifica aspectos legales como los derechos de autor.
Artistas como Adele o Coldplay probablemente no noten la diferencia ya que cuentan con recursos suficientes para adaptarse al nuevo escenario. Sin embargo, grupos que están empezando sí podrían encontrarse con mayores dificultades a la hora de planificar su giras y de hecho, solamente podrán actuar si un promotor les hace una oferta para llevar a cabo el concierto. Las dificultades administrativas añadidas podrían hacer que los promotores se lo piensen dos veces antes de dedicar su tiempo programar actuaciones de artistas menores que no generen beneficios a gran escala.
Otra de las realidades que refleja el análisis presentado por Ticketbis es que los principales cambios que se podrían avecinar afectarían, en mayor medida, a los ciudadanos británicos ya que ellos siempre han sido componentes "especiales" de la UE y a la hora de trabajar en el Reino Unido los artistas europeos no tenían las mismas condiciones que ofrecen otros países. Por ejemplo, a día de hoy sí es necesario un permiso de trabajo para dar un concierto en Reino Unido.
El referéndum por el Brexit llega en un periodo de claro dominio británico del panorama musical internacional y los españoles somos grandes seguidores de los grupos del país. De hecho, en lo que va de 2016, los usuarios españoles de Ticketbis son los extranjeros que más entradas han comprado para asistir a conciertos en el Reino Unido y, a su vez, los británicos son los segundos compradores internacionales de música en directo en nuestro país después de los franceses. Este interés va más allá de los conciertos y España es el sexto país que más música británica compró en 2015 más de un 12% de las ventas, según datos de BPI.