Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC cifra en 1.700 millones el recorte a las renovables, más acusado en eólica e hidráulica

El regulador recibe 619 alegaciones a la orden ministerial de estándares y ve "paradójico" que algunas instalaciones mejoren su retribución
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cifra en 1.700 millones de euros el impacto del nuevo mecanismo de retribución a las renovables, la cogeneración y el tratamiento de residuos, en el que la eólica, los residuos y la hidráulica se convertirán en las tecnologías más afectadas.
Este descenso en la retribución de las instalaciones hará que los incentivos al anteriormente conocido como régimen especial asciendan este año a 7.013 millones, lo que supone un 3% más que los 6.804 millones de 2011, ejercicio en el que la potencia instalada era un 8,4% inferior a la actual.
Estas cifras aparecen recogidas en el informe de la CNMC acerca de la propuesta de orden ministerial por la que se aprueban los nuevos parámetros retributivos para las instalaciones de renovables, cogeneración y residuos, conforme a unos estándares fijados por el Gobierno.
De los 1.700 millones, 608 millones corresponden a la eólica, 373 millones a la fotovoltaica, 186 millones a la termosolar, 176 millones a la cogeneración, 150 millones a la hidráulica y 30 millones al tratamiento de residuos. La biomasa mejora en 13 millones su retribución.
En términos porcentuales, la hidráulica del régimen especial, con un 92%, es la que sufre el mayor recorte, frente al 37% del tratamiento de residuos, el 33% de la eólica, el 13% de la fotovoltaica, el 12% de la termosolar y el 10% de la cogeneración.
En su informe, el regulador califica de "paradójico" que, en un contexto de "fuerte ajuste y posible cierre de plantas" como el actual, se produzca un incremento en la retribución de algunas plantas, al menos en los primeros años de explotación.
1.300 INSTALACIONES TIPO.
La orden ministerial a la que se refiere el informe del regulador incuye aproximadamente 1.300 instalaciones tipo y fija para cada una de ellas unos parámetros retributivos concretos. Hay tantas categorías como circunstancias normativas históricas y años hayan transcurrido, explica la CNMC.
Al analizar el borrador remitido por el Ministerio de Industria, el regulador señala que los datos acerca de la inversión por megavatio utilizados por la ya extinta Comisión Nacional de la Energía (CNE) se situaban, salvo excepciones, próximos o inferiores a los ahora propuestos.
Además, echa en falta en la memoria que acompaña a la propuesta de orden aspectos como los motivos por los que la vida útil regulatoria de las instalaciones de determinadas tecnologías ha sido extendida o la definición de los criterios empleados para conceder a determinadas instalaciones una retribución a la operación extendida más allá de dicha vida útil regulatoria.
METODOLOGÍA Y ALEGACIONES.
También echa en falta información acerca de la metodología empleada para estimar los precios medios de mercado durante el primer semiperíodo regulatorio, comprendido entre los años 2014 y 2016.
Junto a esto, advierte de casos singulares en los que la correlación de los parámetros retributivos dentro de una determinada instalación tipo o comparando instalaciones tipo entre sí, no coincide con la esperable.
La CNMC también califica de "masiva" la participación en el trámite de audiencia asociado al análisis del borrador de orden ministerial, hasta el punto de que se han recibido 619 alegaciones del sector.