Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caballer disparará una moderna "nit del foc" de 4.280 kg desde 10 ordenadores

El castillo de fuegos artificiales de "La nit del foc" que la empresa Ricardo Caballer (RICASA) disparará la madrugada del 19 de marzo, como culminación de los espectáculos pirotécnicos de las Fallas de Valencia, se realizará desde diez ordenadores, utilizará 4.280 kilos de masa explosiva y durará veinte minutos.
Según han informado fuentes de la empresa, se pretende convertir la "nit del foc" en "un espectáculo marcado por una nueva forma en el ritmo de disparo completamente innovadora".
Las diferentes fases del disparo, controladas por veinte conexiones inteligentes de filtrado de órdenes de fuego, contarán con una combinación de carcasas esféricas y cilíndricas que diversificarán la visión del conjunto.
El espectáculo contará con un gran número de efectos visuales y sonoros, como conjuntos de intermitentes, fases diferenciadas de globos y paracaídas, ruedas de doble subida y un novedoso conjunto de relámpagos.
Se estima que "La nit del foc" tendrá una duración aproximada de veinte minutos, con una apoteosis final compuesta por tres bombardeos, palmeras con una amplia de colores y un desenlace de truenos que, según fuentes de RICASA, "pretende ser inolvidable".
Para realizar el disparo se darán más de 2.500 órdenes digitales de fuego directo y habrá 39 fases digitalizadas de fuego. Previamente, un equipo formado por veintiséis técnicos trabajará durante unas catorce horas para completar el complejo montaje.
RICASA será también la pirotecnia encargada de realizar la "mascletà" del 19 de marzo, la última del ciclo fallero que se dispara desde la plaza del Ayuntamiento de Valencia.
En sus inicios, el disparo mezclará los elementos tradicionales con las últimas novedades pirodigitales, mientras que el cuerpo central de la mascletà constará de seis fases terrestres, retenciones de truenos terrestres combinadas en altura con silbadoras, zumbadoras y efectos sonoros.
La última parte constará de efectos especiales, cuatro fases de terremoto y un bombardeo aéreo de truenos combinado con volcanes de torbellinos, según han señalado las mismas fuentes.